Juana la Loca

Es de dominio popular, en boca de autóctonos y turistas, el ‘plan de cañas por la Latina’. No es de extrañar, por estos rumbos siempre hay gente, buen ambiente y comida estupenda que saborear. Para los que no la conocen, tendría que comenzar por explicar que la Latina no es una guapísima mujer latinoamericana que le encanta la cerveza y se pasea por la Cava Baja; tampoco es el restaurante más in de Madrid; y aunque su nombre se refiera a Beatriz Galindo (escritora y humanista española del s. XVI) este lugar de latino tiene poco. La Latina forma parte del Madrid de los Austrias, ese Madrid antiguo de calles estrechas y grandes plazas que emulan la ciudad medieval y cuyos edificios característicos de la época (colores ocres, gran número de ventanas, herrería en molduras y balcones) engalanan los paseos por este barrio al que los nostálgicos se refieren como el pequeño pueblo de Castilla y León que le toco la suerte de ser capital.  Este pedazo de la ciudad se localiza (a ojo de buen cubero) entre la Plaza Mayor y el Palacio Real y todo aquel que ha estado por la zona sabe la cantidad de gente que se reúne en los infinitos bares, calles y plazas del vecindario. A juzgar por lo vivido, lo más típico es tomar cervezas de pie y comer algo mientras te sumerges en el tumulto para pedir en la barra el siguiente trago. El ultimo y mejor descubrimiento del barrio toma su nombre del apodo de la Reina Juana I de Castilla. El restaurante, perfectamente ubicado (adelante del Mercado de la Cebada) posee los valores de la zona en un ambiente mucho más relajado y exquisito.  Las mesas, bien situadas, acogen a los comensales que desean probar la suculenta carta que ofrece León Bonaso (Chef de Juana la Loca) mientras en la barra los que prefieren tomarse las cañas mientras prueban algo de comer van y vienen claras, tintos, cañas y tapas. La variedad de pintxos es excelente y aunque la estrella del lugar es la tortilla de patata con cebolla confitada, el raviolo de pisto de berenjena es sabrosísimo. La gente que atiende es muy amable y hacen que el lugar sea aun más recomendable. Ya que la mencionada zona es digna de visitarse, lo es también este reconocido restaurante que fusiona la buena cocina con el ambiente desenfadado del barrio.

 

Plaza de la Puerta de Moros 4. La Latina.

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: ‘Pongamos que hablo de Madrid’ « elblogdebuenavida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s