Categoría: Gourmet

MI CASA ES TU CASA: Mónica Patiño

Mónica Patiño es autoridad en la escena culinaria de la vida pública de México. Sus restaurantes han estado y se mantienen presentes al menos en el subconsciente de cualquier sibarita que se precie. Creadora de conceptos y mujer de negocios, cada uno de sus restaurantes podría pasar como un rincón de su propia casa. Su cocina es el vivo retrato de su andar cosmopolita y las tradiciones vividas durante su infancia en la colonia Roma de la Ciudad de México. Ciudadana del mundo y promotora de sus raíces, su estética es el agasajo que complementa su sazón y agudiza todos los sentidos de sus comensales para llevarlos a otra dimensión.

REVELACIONES AL VUELO

¿Qué es el éxito para ti? Soñar algo, lograrlo y ser feliz haciéndolo

¿Color favorito? Anaranjado (risas) cambia, siempre cambia. Me gustan los contrastes, como puedes ver ahorita que escogí el fondo negro para que contrastara. Pero mi color favorito cambia también conforme a la temporada del año. Ahora en otoño estos colores de madera, de leños, naranjas quemados, totalmente depende de la estación. El otoño tiene algo muy rico que ya la naturaleza lo dio todo, exploto en su esplendor, dio la fruta, hubo la cosecha de uvas que dará el vino…Sabe que ya va a terminar porque dio la vida y la temperatura de la tierra va a cambiar entonces se prepara para decir: ‘ya viene el final de un ciclo’. Pero la naturaleza no pierde el estilo, se manifiesta de una manera elegantísima con las hojas que empiezan a perder el verde, se empiezan a relajar…

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer? Yo creo que la parte de fluir. La naturaleza creo que lo único que no tiene es ser estática. SI pudiéramos integrar en eso nuestra sabiduría podríamos danzar como lo hace la naturaleza entendiendo lo que le toca, lo que es digno del momento. No querer ser ‘forever’s’. La naturaleza no dice quiero ser siempre invierno, va cambiando

Tu objeto más preciado Ahm, no tengo. He pasado por jarritas de té, charolitas, y otros artículos como las jarras y las soperas, todo relacionado con ser utilitario. Han pasado épocas y ahorita no tengo uno como tal.

Algo que pocas personas sepan de ti… ¡Muchísimas! (risas) ¡Que pregunten!

¿Cuál ha sido tu mayor logro hasta ahora? No perder el entusiasmo, empecé a los 22 años con la Taberna del León en Valle de Bravo, frente al lago, con mucha ilusión. Ha sido una carrera de muchos años y no lo he perdido, me encanta atender, me encanta trabajar con mi equipo, ¡lo gozo!

¿Tu lugar feliz? ¿Te refieres a los restaurantes? Yo creo que la felicidad va relacionada a sentirte bien y en tu casa te sientes bien. En tu negocio, en tu trabajo también.

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? Sincero y sencillo, dos eses…

¿Y en una mujer? Yo creo que lo mismo… y la elegancia.

¿La flor que más te gusta? La rosa de cinco pétalos, la sencilla, la que se abre y da todo para morir en pocos días

¿Cuál fue el último libro que leíste? El de cocina (risas). Mi vida siempre ha estado relacionada en una parte con la cocina, la arquitectura, la fotografía y todo lo que tiene que ver con el arte. Y por otra parte todo lo que tiene que ver con el budismo, la búsqueda de sabiduría, el interés por entendernos. Siempre ha habido una alternancia

Placer culposo El chocolate

¿Qué hábito ajeno no soportas? La gente que no escucha

¿Si pudieras tener una obra de arte de cualquier artista en tu casa cual o a que artista escogerías? También ha sido de épocas, entonces en esta no sabría decirte exactamente

Una canción que no te cansas de escuchar… Si, soy repetitiva en eso y tengo mi lista donde los quito y luego los vuelvo a poner. La salsa fue muy poderosa en una parte de mi vida, la música de Amaury Pérez y también de Juan Luis Guerra. Los vuelvo a escuchar y ¡me encantan! Por ejemplo, la de Burbujas de amor

Película o serie favorita Ha sido por épocas también, me gustan las de temáticas de reyes. Game of Thrones la disfruté muchísimo y cuando se acabó sufrí

¿Qué harías con un cheque de 1 millón de dólares? Sería ahorita muy útil porque podríamos concluir con todos los acarreos que ha traído el Covid. Dar mantenimiento a los lugares y también humano

¿Una manía/una rutina/un ritual que si no lo haces te estropea el día? Me gusta hacer yoga, pero no pasa nada si no hago un día, no se me estropea. Simplemente al otro día lo retomo

Si hubieras podido vivir en una época pasada, ¿Cuál escogerías? El Renacimiento debe haber sido muy interesante. En los siglos XIV y XV cuando hubo el cambio de la vida medieval y explota el arte y todo explota (como ahorita aquí explota el Covid). Aunque creo que también hay que recalcar que en esa época también debe haber habido negruras. Nada más recordamos lo que brilla

Con que animal te identificas Amo los caballos, monté mucho tiempo y me encanta verlos. Amo los borregos también, me encanta verlos pastar porque están muy integradas a la naturaleza

Si mañana pudieras cenar con cualquier persona del mundo ¿con quién te sentarías? ¡Que difícil! Me encantaría con alguien que tenga una linda conversación, que le guste el vino, que tenga mundo y que sea sencillo. Con mis amigos preferidos que son Rafa y Javi (de Habitación 116)

Tu cualidad más valiosa No perder el entusiasmo y encontrar la fuerza en los retos

Tu peor defecto Ser un poco necia y muy exigente (que se puede ver como defecto)

Tu museo preferido Últimamente visito un museo cerca del pueblo donde vivo en la Toscana que se llama MACO. Es como un tesorito del budismo, de Asia, del Tibet. Y tiene mucho que enseñar porque es muy didáctico. Es el que más visito porque no tengo muy cerca

¿Frase, mantra o lema? Aquí y ahora. Inhala y exhala y todo estará bien. ¡Relajarnos!

1. Borrego, uno de los animales que más le gustan 2.Rosa, la flor que más le gusta 3. ‘Burbujas de amor’ de Juan Luis Guerra es una de las canciones que no se cansa de escuchar 4. Casa Virginia, uno de sus negocios y de sus lugares felices 5. Naranja, su color preferido

¿QUÉ PREFIERES?

  1. Whatsapp / llamada telefónica
  2. Cocinar en casa / comer en restaurante
  3. Derecha / izquierda
  4. Vivir sin internet / vivir sin sexo
  5. Picasso / Chagall
  6. Día / noche
  7. Tequila / mezcal
  8. Tacos al pastor / tacos de cochinita
  9. Nueva York / Paris
  10. Un Tamayo / un Rothko
  11. Vino blanco / vino tinto
  12. Juan Gabriel / José José
  13. Casa en la montaña / casa en la playa
  14. Salsa roja / salsa verde
  15. Don de bailar / don de cantar
  16. Cine / teatro
  17. Lavar trastes / secar trastes
  18. Café / té
  19. Real Madrid / Barca
  20. Bailar cumbia / bailar salsa
  21. En un avión: pasillo / ventanilla
  22. Dulce / salado
  23. Chilaquiles / enchiladas
  24. Luis Miguel / Alejandro Fernández
  25. El mundo sin viajar / el mundo sin beber

MI CASA ES TU CASA: Inés Abouchard

Inés Abouchard es reservada y discreta pero no hay un lugar que pise en el que su presencia pase desapercibida. Su elegancia no corresponde únicamente a su inestimable belleza si no a su discreción para compartir desde su opinión, hasta sus conocimientos. Su carrera comenzó entre el diseño industrial y el diseño de modas y fue en el mundo editorial donde encontró la amalgama perfecta para poner en práctica sus pasiones. Su constancia y dedicación la han llevado a desenvolverse con éxito en distintas posiciones dentro de las redacciones en las que ha colaborado y su trabajo puede ser leído en algunas de las publicaciones de papel cuché mas importantes de México y Latinoamérica.

REVELACIONES AL VUELO

¿Cuál ha sido tu mayor logro hasta ahora? Puedo decir que profesionalmente, ser Editora en jefe de la revista HOTBOOK y en el plano personal, mantenerme sana en estos tiempos de pandemia

Algo que pocas personas sepan de ti Que tengo ornitofobia (miedo a todas las aves). Y que tengo dos nombres: Amira Inés

Tu objeto más preciado Pueden ser estos aretes. Nos los regalo mi abuela María Teresa a mi y a todas mis primas y yo los uso diario. Y también este anillo signet que tiene mi inicial y me lo regaló mi papá

¿Qué es el éxito para ti? Yo creo que tiene dos vertientes, personal y profesional. En este momento mi éxito personal es la salud mental. Y el profesional depende de la etapa en la que estemos viviendo. Para mí, por ejemplo, un gran logro que siempre había tenido es dirigir una revista. Creo que el éxito es algo que se construye todos los días porque puede ir cambiando

¿Color favorito? El verde, puede ser esmeralda o botella

¿Cuál ha sido tu mejor lección aprendida? Yo creo que escuchar antes de hablar

El diseñador que más admiras De los ‘old-school’ Cristobal Balenciaga porque creó esta estética casi arquitectónica en el guardarropa de la mujer. Y hoy en día te podría decir que Raf Simons porque creo que imprime lujo en la cotidianidad. Es una estética que a mi me gusta usar a diario

¿Tu lugar feliz? Algo muy básico, mi cuarto

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? El buen sentido del humor

¿Y en una mujer? La empatía hacia otras mujeres

¿La flor que más te gusta? Visualmente la magnolia, y de olor las gardenias y los nardos

¿Cuál fue el último libro que leíste? Es una revista que está considerada coffe-table book y es HOTBOOK magazine

¿Qué defectos puedes perdonar? La impuntualidad

Placer culposo Fíjate que no sé, culposo no tengo

¿Si pudieras tener una obra de arte de cualquier artista en tu casa cual o a que artista escogerías? Un móvil de Alexander Calder

¿Cuál es tu pasatiempo favorito? Es algo sumamente básico, pero un SPA casero

Una canción que no te cansas de escuchar… Tengo un albúm que me encanta de Florence & The Machine que se llama Lungs

¿Cuál es el emoji de Whatsapp que mejor te representa? Yo creo que la manita así (tapándose la boca)

Película o serie favorita Película Great Expectations, y serie yo creo que Downtown Abbey

¿Qué harías con un cheque de 1 millón de dólares? Yo creo que compraría una propiedad, un inmueble

Si hubieras podido vivir en una época pasada, ¿Cuál escogerías? La Belle Époque, en París, a finales del siglo XIX

¿Hay algún animal con el que te identifiques? Que me identifique no, pero me encantan las panteras

Si mañana pudieras cenar con cualquier persona del mundo ¿a quién escogerías? Me sentaría con Diana Vreeland, quien fue editora en jefe de Vogue y Harper´s Bazaar

Tu cualidad más valiosa Es buena y mala, pero ser perfeccionista

Tu peor defecto Que soy muy aprensiva

¿Frase, mantra o lema? No específicamente, pero creo que una regla muy básica de la vida es ‘lo que das, recibes’

1. Magnolia, su flor favorita 2. Pantera, el animal que más le gusta 3. La primera revista HOTBOOK que edita 4. Ilustración de Diana Vreeland por Oscar Torres, la persona con la que sentaría a cenar 5. Móvil de Alexander Calder, la obra de arte que le gustaría tener en su casa

¿QUÉ PREFIERES?

  1. Derecha / izquierda
  2. Whatsapp / llamada telefónica
  3. Cocinar en casa / comer en restaurante
  4. Vivir sin internet / vivir sin sexo
  5. Vino blanco / vino tinto
  6. Madrid / Barcelona
  7. Guapo compartido / feo para ti solo
  8. Dua Lipa / Ariana Grande
  9. Tacos al pastor / tacos de cochinita
  10. Nueva York / Paris
  11. Un Tamayo / un Rothko
  12. Viernes de pizza / viernes de sushi
  13. Un hombre infiel / un hombre bruto
  14. The Hamptons / Cote d’Azur
  15. Don de bailar / don de cantar
  16. JFK & Jackie / Barack & Michelle
  17. Versace / Armani
  18. Netflix & Chill / cine y palomitas
  19. Bailar cumbia / bailar salsa
  20. Cine / teatro
  21. Lavar trastes / secar trastes
  22. En un avión: pasillo / ventanilla
  23. El mundo sin viajar / el mundo sin beber
  24. Salsa roja / salsa verde

MI CASA ES TU CASA: Claudio Ochoa Huerta

Claudio Ochoa Huerta profesa el que según Gabriel García Márquez es ‘el mejor oficio del mundo’. Michoacano de nacimiento y moreliano de corazón, descubrió su pasión por la comunicación desde niño y se dedica a ella siempre con una sonrisa en la cara. Dicen que uno puede salir del pueblo, pero el pueblo nunca sale de uno y sus otras dos grandes pasiones son su lugar de origen y el futbol. Carismático, simpático y sencillo, posee un don de gentes que le vale para contar historias y ganarse el cariño de su público y de sus amigos.

REVELACIONES AL VUELO

¿Qué es el éxito para ti? La felicidad. Estar feliz internamente

¿Color favorito? Azul marino

Algo que pocas personas sepan de ti Que me gusta tronar huesos (risas). Aunque suene como albur no lo es, disfruto muchísimo tronar los huesos de las manos, del cuello o de la espalda de las demás personas. Cuando me retire del periodismo me voy a dedicar a ser quiropráctico

Tu objeto más preciado Un vocho que tengo, es modelo 1967, un clásico y me lo regaló uno de mis hermanos. Significa mucho para mí porque fue mi primer coche y mi hermano me lo compró con mucho esfuerzo. Prácticamente toda mi juventud en Morelia (en prepa) la viví en ese coche, o sea si ese coche hablara… Es azul pitufo con interiores de piel blancos y tiene las palancas color marfil como las hacían antes

¿Cuál ha sido tu mejor lección aprendida? Salir de mi zona de confort. Lo he experimentado estos últimos 6 meses. La decisión de salir de Televisa brincó entre los mas cercanos míos por que llevaba casi diez años de trabajar en esa empresa. Porque no entendían que me saliera después de construir una carrera, pero esa fue la motivación y encontrar un reto personal y periodístico por demás interesante. Descubrí muchas cosas personales que no conocía al salir de mi zona de confort

¿Tu lugar feliz? Cualquier montaña con nieve para esquiar

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? Que tenga valores. Sobre todo, en esta época y en este medio, cualquier persona que tenga los valores de casa bien cimentados como el respeto al otro y la honestidad. No puedo con la corrupción. Cuando sé de amigos cercanos que ‘dan una mordida’… Es mejor que no me entere porque eso me puede poner al mil, odio eso

¿Y en una mujer? Entonces regresaría. En un hombre la caballerosidad que creo que está muy olvidada estos días. Y en una mujer que tenga carácter. Las mujeres echadas para adelante que se animan y que le meten todo las destacaría

¿La flor que más te gusta? Las gardenias porque le encantan a mi mamá y a mi me gusta mucho como huelen

¿Cuál fue el último libro que leíste? Se llama Alienated America. Lo escribió un periodista y articulista que se dedicó a recorrer Estados Unidos después de que ganó Trump tratando de descifrar el porqué. Se fue desde el lugar mas pobre hasta el mas rico que está aquí a las afueras de DC que se llama Chevy Chase y tiene en mayor índice de escolaridad en Estados Unidos. Entonces te cuenta como identifica que Trump le atinó en decir que se había muerto el sueño americano, esa idea de que tu en este país podías ser mejor que tus papas. Y no tanto en el sentido económico si no en el sentido social. Lo leí previo a la elección para tener algo de preparación

Placer culposo Escuchar al Buki (risas). Todo el mundo se ríe de mi porque dicen que a el lo escuchan las señoras. Y no diría que es culposo porque escucharlo me pone muy de buenas. El otro día me mandó un saludo porque en mi ultimo día del noticiero mis compañeros de cabina me pusieron al aire su canción de ‘Si no te hubieras ido’. Eso lo escuchó Marco Antonio y me mandó un video deseándome éxito en lo que venía. ¡Imagínate lo que fue! Ya solo me falta conocerlo y entrevistarlo y entonces si ya me puedo morir en paz

¿Admiras a algún periodista en particular? ¿Por qué? Sin duda, tengo al que ha sido mi gran maestro en esta carrera que es Carlos Loret de Mola y más allá del aprecio personal que le tengo, le tengo una admiración profesional inmensa. Es alguien que siempre ha estado al lado de mi y que ha tenido y tiene la paciencia de enseñarme muchas cosas de este oficio en todos los sentidos

¿Cuál es tu pasatiempo favorito? Tengo varios, el primero es estar con mi familia. Luego te diría que ver futbol, me puedo echar cualquier partido que sea en vivo. Y tercero creo que comer

Una canción que no te cansas de escuchar… Bittersweet Simphony de The Verve y todas las de el gran cantante que ya citamos hace unos minutos

¿Cuál es el emoji de Whatsapp que mejor te representa? Yo creo que la carcajada que esta de lado que es un poco nueva. Es la que más uso. En whatsapp me estoy riendo todo el tiempo también

¿Cómo te gustaría ser recordado? ¡Que buena pregunta! Yo creo que como alguien divertido, y como alguien que trato de ayudar siempre. Cuando está en mis manos hacerlo trato siempre de ayudar, aunque no siempre se puede

Película o serie favorita La del Chapo me engancho muchísimo por asuntos periodísticos en los que trabajé. Y película Hombre en llamas, me encanta

¿Qué harías con un cheque de 1 millón de dólares? Lo invertiría para multiplicarlo, pero una parte la usaría para ayudar a un orfanato. No sé porque desde que era niño y mi abuelo ayudaba orfanatos en Morelia se me quedó muy grabado una vez que fui con él. Ahí me cayó el veinte de lo privilegiado que podemos ser algunos sin razón alguna. Esos niños no eligieron llegar ahí y son los menos culpables. Siempre he pensado que si fuera multimillonario ayudaría a los niños que no tienen casa

¿Una manía/una rutina/un ritual que si no lo haces te estropea el día? No, ninguna. Lo primero que hago en el día es tomarme un vaso de agua y es como mi café, con eso agarro mi energía para el día

Si hubieras podido vivir en una época pasada, ¿Cuál escogerías? Sería en una época de haciendas, porque me gustan los caballos y andar de botas

Antes te gustaba, ahora no… Me llevé una decepción durísima con el tema del Morelia. La verdad es que antes el futbol mexicano me gustaba mucho y que nos hayan hecho esa jalada, la verdad es que termine por decir ¡ya!. El futbol mexicano ya no. Ves los manejos, la gente que está metida y ya no me gusta nada

Si mañana pudieras cenar con cualquier persona del mundo ¿a quién escogerías? Cenaría en una mesa aparte con Lopez Obrador para conocer porque toma ciertas decisiones y ya que termináramos de platicar lo pasaría a una mesa con Vicente Fernández, Juan Gabriel (obviamente con unas buenas botellas porque con esa cargada…) y José José. E invitaría a otros líderes mundiales que también me gustaría platicar como Trump y me gustaría revivir a Hitler para entender cómo fue posible lo que pensaba. ¿En que momento se le paso por la cabeza lo que hizo?

¿A quien te gustaría entrevistar? A Cristo. Me parecería super interesante pedirle que hiciera un milagro. Además, nunca nadie lo entrevisto, entonces imagínate el titular ‘Exclusiva con Cristo’ lo que sería. Vivir en esa época lo que vivió y lo que representa para la humanidad…

Tu cualidad más valiosa Yo diría que la determinación, lo que me propongo busco lograrlo a como dé lugar. Siempre a través de buenos medios, claro,  porque el fin no justifica los medios

Tu peor defecto Soy muy impaciente

¿Con que animal te identificas? Sí, un águila. Por lo que hacen y por cómo se ven

¿Frase, mantra o lema? Si, una robada. Se la tomé prestada a un tío que siempre dice ‘me espero al pollo’. Cuando no quiero algo siempre la digo, por ejemplo ‘vamos a cenar’ y yo contesto ‘no, yo me espero al pollo’

1. Un vocho azul, su objeto más preciado 2. Gardenia, la flor que mas le gusta 3. Marco Antonio Solis ‘El Buki’ su amigo y cuya música es su placer culposo 4. Una montaña con nieve, su lugar feliz 5. Alienated America, el último libro que leyó

¿QUÉ PREFIERES?

  1. Whatsapp / llamada telefónica
  2. Derecha / izquierda
  3. Vivir sin internet / vivir sin sexo
  4. Tequila / mezcal
  5. Madrid / Barcelona
  6. Tacos al pastor / tacos de cochinita
  7. Viernes de pizza / viernes de sushi
  8. Juan Gabriel / José José
  9. Casa en la montaña / casa en la playa
  10. Don de bailar / don de cantar
  11. Tarde de toros en la México / Clasico America-Chivas en el Azteca
  12. Netflix & Chill / Cine y palomitas
  13. Bailar cumbia / bailar salsa
  14. Lavar trastes / Secar trastes
  15. Real Madrid / Barca
  16. En un avión: pasillo / ventanilla
  17. El mundo sin viajar / El mundo sin beber
  18. Dulce / salado
  19. Salsa roja / salsa verde
  20. Una cerveza al tiempo / Cuba sin hielos

Cena en mi casa (Calavera)

A mis abuelos Luisa, Güera, Jorge y Alfonso; y a mi Tía Gloria

IMG_6779

Ya estaba todo a punto para el gran día,

por recibir estaba, muy especiales visitas.

Una sola noche a la vida volvían

para comer, brindar y olvidarnos de las cuitas.

 

Desde muy temprano Vicky empezó a cocinar

La probada Lasagna Julita ocurrió preparar.

Con el recetario herencia de Gloria comenzó a guisar…

cuando la occisa por la puerta muy puntual resultó entrar.

 

¡Señora! Le grito Vicky con la cara desencajada

-‘¿Que no te avisaron que venía?’

Le dijo Gloria soltando una carcajada

-‘…pero no que tan temprano llegaría’

 

El segundo en llegar fue Alfonso mi abuelo

Con su puntualidad ‘don de reyes’ se presentó.

Tanto trabajo le costó bajar del cielo

que con ‘limong’ y un tequila se niveló.

 

¡Bienvenido Compadre! A Don Jorge abrazó

-‘¿Qué hacemos aquí? a Morelia deberíamos de ir’

-‘Échate un tequilita, Compadre’, Don Alfonso le comentó:

-‘Para ver a Monarcas perder mejor me quedo aquí’

 

Más tarde Luisa y Güera se presentaron con prisa.

Su vodka y su Petróleo ya estaban en la mesita.

-‘Venimos de la peluquería’ se morían de la risa

Porque en realidad se había alargado la jugadita.

 

Todos en la chorcha estaban cuando La Parca sin avisar tocó la puerta

-¿Que hacen todos aquí si ustedes ya se habían petateado? preguntó

Venimos desde el cielo sin poder rechazar la oferta

-‘A mí ni me vean’, Vicky se sonrojó.

 

-‘Vengo por el tal Emilio, un Arquitecto…

el que organiza todos los días una pachanga o una cena,

me mandaron sus vecinos que lo quieren ver muerto.

¿Dónde estará el infeliz creador de esta verbena?

 

Emilio Alvarez Abouchard, Ciudad de México 2019

MiMorelia.com

Foto 08-09-18 11 57 54

La fachada de la catedral de Morelia como remate de la calle Benito Juarez

No importa cuando leas esto, seguramente estás a punto de visitar la ‘Ciudad de la Cantera Rosa’ y estás buscando recomendaciones para tu viaje.  Soy un orgulloso moreliano que promueve su ciudad aquí, allá y acullá y a petición de varios amigos he ido enlistando los lugares que más me gustan y me parecen más interesantes para compartirlos contigo, con ellos y con todos los que quieran tener una visita memorable a Morelia.

Hoteles, Restaurante, Bares, Cafés, Edificios, Monumentos y Escapadas de un día componen esta selección probada y aprobada por amigos muy queridos como Juan y Maca (España), Natalia (Colombia), Claudia (Brasil), Max (España), Karen, Ana Paola, Sara, Sofía y la familia Alvarez (México) quienes han visitado la capital michoacana y han disfrutado de estos planes.

Cada quien habla como le va en la feria y tus comentarios acerca de estos y otros lugares/planes son bien recibidos para enriquecer la selección y seguirla compartiendo a todos los amigos que visitan Morelia. Espero que estas recomendaciones sean de tu interés y te ayuden a disfrutar nuestra ciudad para que la recomiendes allá donde vayas. ¡Bienvenido!

 

 

HOTELES

Villa Montaña (Calle Patzimba 201, Vista Bella)

Hotel Boutique en el barrio de Santa María de Guido al sur de la ciudad. Sus jardines son maravillosos y las vistas de la ciudad son inmejorables.

Cantera 10 (Calle Benito Juárez 63, Centro Histórico de Morelia)

Hotel Boutique en el corazón del Centro. La decoración de interiores es contemporánea y los cuartos que dan a la calle son los mejores para ver la Catedral en diferentes horas del día.

Los Juaninos (Av. Morelos Sur 39, Centro Histórico de Morelia)

Hotel Boutique en el corazón del Centro. La decoración es elegante y señorial y el restaurante está en la azotea. Imperdible tomar algo o cenar en la terraza del restaurante.

Virrey de Mendoza (Av Francisco I. Madero Pte 310, Centro Histórico de Morelia)

Hotel en un edificio colonial del S.XVIII el corazón del Centro. La decoración es más barroca con antigüedades. El piano de cola y el vitral del lobby hacen obligatoria la visita al hotel. Se puede disfrutar también su terraza a pie de calle en el portal Matamoros.

Casa Madero (Av Francisco I. Madero Ote 137, Centro Histórico de Morelia)

Hotel Boutique contemporáneo a 1.5km de la Catedral dentro del primer cuadro de la ciudad. Vale la pena visitar el Callejón del Beso, las Tarascas y el Jardín de Villalongín.

Casa San Diego (Av Acueducto 197, Centro Histórico de Morelia)

Hotel Boutique contemporáneo a 1.5km de la Catedral dentro del primer cuadro de la ciudad. El hotel está sobre la Calzada Fray Antonio de San Miguel, un elegante paseo de cantera cuyo remate es la iglesia más bonita de la ciudad, el Santuario de la Virgen de Guadalupe.

 

Foto 06-05-18 21 51 08 (1)

El ‘túnel’ natural de los arboles de la Calzada de Fray Antonio de San Miguel

RESTAURANTES

Lo primero que debes probar al pisar Michoacán son las Carnitas, porque como las de aquí, no las hacen en ningún lado. En Morelia, las de Don Raúl son las que tienen las mejores instalaciones y son tan buenas que incluso salieron en el documental de Netflix ‘Las crónicas del Taco’ (Carpinteros de Paracho 1007, Vasco de Quiroga)

Lu Cocina Michoacana (Portal Hidalgo 229, Centro Histórico de Morelia)

Comida típica de Michoacán en plein air bajo el Portal Hidalgo en el corazón del Centro Histórico. A cargo de la Chef Lucero Soto, todo está delicioso pero vale la pena probar la Botana Cantinera, las Corundas y las Enchiladas placeras. El mejor plan es sentarse en el portal para ver pasar gente y escuchar la música de la Estudiantina en directo.

La Conspiración de 1809 (Portal Allende 209, Centro histórico de Morelia)

El vecino más nuevo del Centro Histórico se aloja en la Casa Michelena junto a Fortunata  y Jacinta (churrería) y el Café Michelena (cafebrería). Los tres locales son imprescindibles por el diseño de interiores hecho por Luis Laplace, el diseñador argentino afincado en París. La cocina de la Conspiración está a cargo de Cynthia Canela (otrora Chef de San Miguelito) y el menú tiene platos estilo cantina. El Vasolote es exquisito.

San Miguelito (Perif. Paseo de la República S/N, La Loma)

Un clásico de la ciudad a medio camino entre el barrio de Santa María y el Centro Histórico. Éste Restaurante Boutique es un clásico de Morelia donde la decoración es ecléctica y todo está a la venta. La comida mexicana es riquísima sobre todo el Pollo en salsa de tamarindo. No te puedes perder el ‘Rincón de las Solteronas’, una enorme ofrenda a San Antonio de Padua a quien previo ritual de adoración se hacen peticiones de matrimonio bajo los ojos de 850 representaciones del santo de los enamorados, todas de cabeza…

Tata Mezcalería (Bartolomé de Las Casas 511, Centro Histórico de Morelia)

Restaurante de cocina contemporánea a 1km de la Catedral dentro del primer cuadro de la ciudad. Su barra de mezcales y  la terraza son inmejorables. Comenzó como un speakeasy y se ha convertido en un referente tanto para turistas como para locales.

Chango (Sor Juana Inés de La Cruz 129, Centro Histórico de Morelia)

A escasos pasos de Tata, la cocina de Chango está a cargo de Daniel Aguilar Bernal, quien curtido en los porteños fogones de Buenos Aires, ha ido evolucionando su propuesta desde que abrió sus puertas. Ahora destacan los tacos gourmet como el de atún y camarón que son mis favoritos. Buen lugar para cenar y tomar tragos.

El Anzuelo (Perif. Paseo de la República 3180, Cinco de Diciembre)

El restaurante de mariscos más reputado de Morelia. Está fuera del Centro pero vale la pena la visita, sobre todo los domingos de Paella Valenciana hecha religiosamente cada día siete por Augusto Caire el dueño del lugar.

Bio (Av Lázaro Cárdenas 2870, Chapultepec Sur)

Fuera del Centro Histórico, el lugar y la locación no le hacen justicia a la comida y el servicio. Los platillos son de inspiración italiana pero con un toque menos convencional. Todo es EXQUISITO, pero la Brocheta de atún, el Risotto de curry y el Risotto a los dos quesos con camarones son las estrellas. No dejar de probar todos los Carpaccios: Alcachofa, Pulpo y Aguacate.

BARES

La oferta de bares en Morelia se renueva día sí y día también. Lo nuevo en el Centro Histórico es Xaneque, un speakeasy de mixólogos en el Jardín de las Rosas. Un clásico del Centro Histórico es Sanyago, bar tranquilo con trovadores en directo. Para salir a bailar, el otrora Ego Near the Sky (ahora Luv) se mantiene vigente como el antro por excelencia en lo alto de la ciudad en Jesús del Monte con la mejor vista nocturna de Morelia. Vertical  está en Altozano y el ambiente es entre bar y antro: divertido.

SITIOS TURÍSTICOS CENTRO HISTÓRICO

Para conocer el Centro Histórico de Morelia no hay nada mejor que hacer un recorrido a pie con Deborah Lopéz (Guía Certificada por la Secretaría de Cultura de Michoacán) quien con toda su amabilidad te contará la historia de la ciudad y te ensenará los tesoros que posee. Pídele que no te deje de llevar a:

Santuario de la Virgen de Guadalupe (San Diego)

Calzada Fray Antonio de San Miguel

Templo de Santa Rosa de Lima

Catedral de Morelia

Palacio Clavijero (Exposiciones itinerantes de interés)

Palacio de Gobierno (murales de Alfredo Zalce)

Casa de las Artesanías (cúpulas)

Jardín y Conservatorio de las Rosas

Museo Casa Natal de Morelos

No te puedes ir de Morelia sin ver el espectáculo de luz, sonido y fuegos artificiales del alumbrado de la Catedral que se lleva a cabo todos los sábados a las 20:00h

MORELIA FESTIVALERA

La temporada estelar se lleva a cabo entre octubre y noviembre de cada año con los cosmopolitas Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y Festival de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez quienes han logrado poner los ojos del mundo en nuestra ciudad. Pero existen otros festivales durante todo el año que vale la pena conocer como el Festival Internacional de Órgano de Morelia Alfonso Vega Núñez, Morelia en boca (un festival internacional de gastronomía y vino que se celebra en mayo) y muchos más… 

ESCAPADAS 1 DÍA

Pátzcuaro

Es la ciudad más importante de la región lacustre a orillas del lago de Pátzcuaro. Para dormir te recomiendo el Hotel Posada la Basílica, La Siranda, La Casa de la Real Aduana y El Mesón de San Antonio; Para desayunar, el restaurante del Hotel Posada la Basílica tiene una vista espectacular; Para comer puedes ir al restaurante del Hotel Casa del Naranjo  y si quieres probar charales y pescado blanco hay que visitar al restaurante de la Hostería de San Felipe; para hacer turismo la visita a la Isla de Janitzio desde el embarcadero municipal es imprescindible.

Tzintzuntzan

Es uno de los pueblos más bonitos e importantes alrededor del Lago de Pátzcuaro. Visita la zona arqueológica de Las Yacatas que alguna vez fue templo ceremonial purepecha. Y no dejes de pasear por el Atrio de los Olivos de Vasco de Quiroga dentro del Convento Franciscano de Santa Ana.

Tupátaro

Se encuentra un poco antes de llegar a Pátzcuaro y la visita obligada es a la Iglesia de Santiago Apóstol cuya pintura del techo fue restaurada con la ayuda del consejo Adope una obra de Arte AC.

Tzintzuntzan Emilio Alvarez Abouchard

Interior del templo de San Francisco dentro del Convento Franciscano de Santa Ana en Tzintzuntzan, Michoacán

 

 

Paella Valenciana

‘El punto más cerca de Morelia al mar’ reza el lema de El Anzuelo, el restaurante de mariscos de referencia en la ciudad. Así se prepara la paella que sirven domingo si y domingo también…

Augusto Caire enciende su bocina portátil, se aprieta su mandil ‘de fundidor’ y se corona un sombrero para hacer frente al sol de mediodía. Así comienza el ritual de la preparación de su ya tradicional Paella Valenciana en El Anzuelo, el restaurante de mariscos que fundó hace 30 años con su esposa Silvia Segura en Morelia, Michoacán. El Ingeniero Caire ha preparado la paella todos los domingos desde 1987  y ha sido probada y aprobada por tres generaciones de su fiel clientela que ya comienza a traer a la cuarta: los hijos de los hijos de sus amigos. Es el Día del Padre y habiendo visto a México ganarle 1-0 a Alemania en el Mundial Rusia 2018 me permite observar y tomar notas de la preparación de su famosa creación. No solo para aprender a hacerla, también para dejar constancia escrita del manjar que ha deleitado tantos paladares morelianos durante todos estos años. Augusto enciende la leña con las cajas de madera de los vinos que se decantan en su restaurante y agarra sus palas de madera para iniciar la liturgia. El día del Señor queda inaugurado.

Augusto Caire Arriaga Paella Valenciana.jpg

El Ing. Augusto Caire y su Paella Valenciana

Ingredientes:

Aceite de Oliva

Tocino en trozos pequeños

Pollo en cubos

Cerdo en cubos

Ajo

Cebolla

Pimiento verde en cuadritos

Jitomate Crudo licuado

Chorizo Español en cuadros

Concentrado de Camarón

Caldo de Pollo

Sal de grano

Soya

Condimento ‘Carmencita Paellero’

Azafrán

Ejotes

Jaiba desmenuzada

Almejas en su concha

Arroz ‘impegable’ o ‘precocido’

Camarones

Calamares (Aros y colas)

Mejillones

Chicharos

Pimiento rojo

Modo de Preparación:

El Ingeniero empieza por verter aceite de oliva para nivelar la paellera. Agrega tocino, pollo y cerdo en cuadros y los deja freírse. Mas adelante agrega ajo, cebolla y pimiento verde. Durante algunos minutos se sofríen todos los ingredientes para después  agregar el jitomate crudo y se revuelve. Después incorpora el chorizo español previamente cortado en cuadros de 2cm aprox. Augusto toma perejil deshidratado entre sus manos y lo espolvorea sobre la mezcla. ‘Yo no le quitó nada y todos los ingredientes se cocinan juntos y forman parte del gusto de la paella porque el arroz es el que agarra todos los sabores’. El comentario viene a cuento porque hay quienes preparan la paella por etapas ‘sacando y metiendo’ los ingredientes para su preparación ‘por separado’. Es tiempo de lluvia y Augusto ‘calienta’ la leña debajo del asador ‘para que prenda más rápido’. Miguel Bosé y Carlos Vives amenizan el Día del padre mientras el jefe de los Caire Segura se celebra con su terapia dominical.

Augusto Caire Paella

Augusto agrega la sal a la Paella Valenciana que prepara todos los domingos desde 1987 y se sirve en su restaurante El Anzuelo, en Morelia, Michoacán.

Lo siguiente es agregar el concretado de camarón y el caldo de pollo. Una cerveza Stella Artois bien fría es hoy la gasolina para el Ingeniero que da vueltas alrededor del fogón al ritmo de la música. La proporción de sal es un puño para cada diez personas. ‘Luego la pruebo’ y si se pasa de sal hay que agregar papas y zanahorias crudas en pedazos grandes al momento de tener el caldo porque si no ‘no la salvas’ me comenta. Si el problema es contrario, la sal se diluye en caldo o agua caliente y se agrega a la paella aunque el arroz ya se haya incorporado. ‘Hay que calcular la leña porque si se arrebata es malo y si se ahoga también, y para terminar a la hora de la comida hay que estar pendiente’. Si el fuego llega a sofocarse, hay que darle ‘una soplada’ con lo que se tenga a mano ‘esto sigue siendo como el oficio de bracero’ me dice Augusto que prepara la paella con puntualidad inglesa y termina siempre a la misma hora.

Para agregar el azafrán, el Ingeniero mezcla en una olla: media taza de soya, un sobre de condimento ‘Carmencita Paellero’, un puño de azafrán y una pizca de colorante amarillo huevo para que le de color al arroz sin que quede ‘muy comex’. A la mezcla agrega un poco de caldo de pollo y la pone a fuego hasta el primer hervor, esto con la finalidad de que el azafrán suelte el color. Todo lo que se agrega en el sartén se queda ahí y llegará al plato final, me repite. Después de dejar hervir la paellera cerca de 15 minutos se agrega el menjurje del azafrán y se riega media botella de vino blanco. ‘La paella la estoy haciendo para 40 personas, escalo en dieces’. La proporción de arroz es de 1kg por cada 10 personas, en su caso 1,100gr para prevenirse de que la clientela siempre ordena su paella con más arroz.

Para gustos hay colores y para paellas hay cocineros. Pero la del Anzuelo es personalmente especial,  pues Augusto ha perfeccionado la versión que aprendió de mi abuela María Luisa Miaja Isaac hace más de treinta años. Durante todo este tiempo de paellero el Ingeniero ha visto y ha sufrido de todo.  A propósito del azafrán, me platica la anécdota de la ocasión que agregó al sartén un colorante equivocado. El arroz le salió naranja y él, ni tarde ni perezoso salió al paso argumentando que los pistilos de azafrán se los habían traído de Grecia pero el sabor era el mismo. Efectivamente los comensales se comieron sus raciones sin mayor aspaviento y la paellera quedó vacía como todos los domingos.

Augusto mete una cuchara y prueba de sal. Agrega los ejotes y el resto de los concentrados. ‘Cuando empecé le ponía jaiba entera: una panza o una tenaza y pasaba pinzas a los comensales, pero no se la comían’. Lo que hace ahora es agregar la pulpa de jaiba antes de agregar las almejas en su concha. Después tira el arroz y lo distribuye con las palas de madera (reserva un poco para el final). El Ingeniero espolvorea los camarones y las colas de calamar. ‘Acomodas el arroz y ya no le mueves’, solo le proporciona ‘una arregladita’ para mezclar enseguida unas Almejitas Baby que vienen en lata y refuerzan el sabor de las almejas. ‘Dejé unos cuantos camarones para la segunda tirada de arroz’, me alecciona. Si el fuego se arrebata hay que sacar algunos leños. Agrega más tarde algunos calamares en aros ‘de los que se usan para los calamares anzuelo’ y después acomoda estratégicamente los mejillones, cuidando que no estén rotos y en caso de así sea, se tiran en la paella ‘encuerados’.

En la recta final de la paella, Augusto tapa la paellera para que recircule el vapor. La proporción de caldos es de 4-5L para la cantidad de arroz, es decir un litro por kilogramo más o menos. Probamos el arroz y todavía le hacen falta de 5 a 10 minutos con lo cual vuelve a tapar la paella. Los chícharos se pueden agregar cuando tiene un poco de caldo o al final para decorar junto con los pimientos rojos previamente sancochados en aceite de oliva que le dan el toque de color al platillo. La Paella Valenciana queda lista y la culminación del ritual es el último trago que le da a su ‘cervecita’. El Ingeniero lleva 31 años preparando su paella cada ocho días. Sea acompañado de un tequila, un mezcal o una cerveza ni el fútbol dominical lo distrae para cocinar cada domingo.  La preparación ha terminado, se prueba y se dice mmmmm.

Paella Valenciana de El Anzuelo.jpg

Aspecto final de la Paella Valenciana de El Anzuelo

Helena Rizzo y su Maní.

(Artículo publicado en Les habitués por Emilio Buenavida en el suplemento FC Gente con Estilo del Diario Provincia. #440 30 de junio del 2014)

Helena Rizzo-Buenavida

Entre manifestaciones y ecos de protesta, La Copa del Mundo comenzó ayer en el país de la samba, el carnaval y precisamente el futbol. Si los ojos del mundo están puestos en la ciudad brasileña de São Paulo, sede del partido inaugural, las bocas del mundo lo hacen en el Maní, el restaurante de la mejor chef del mundo según la lista de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina.

Helena Rizzo, brasileña de cuna, comenzó sus andanzas sobre la pasarela en su natal Porto Alegre al sur del país. Su belleza la llevo a probar suerte en São Paulo, donde comenzó los estudios de arquitectura mientras seguía modelando. Pero la guapa y carismática brasileña cambio pronto las prendas de diseñador por los impolutos hábitos culinarios. Helena comenzó a trabajar con los paulistas Gero Fasano y Neka Menna Barreto para comenzar antes que tarde por su cuenta: Na Mata Café fue su primera aventura gastronómica que lideró junto a dos socios a los 21 años de edad.

‘Si los ojos del mundo están puestos en la ciudad brasileña de São Paulo…los paladares más exquisitos lo hacen en el Maní…’

Ni lerda ni perezosa, la chef propietaria del Maní e Manioca de São Paulo, comenzó más tarde su peregrinaje por algunas renombradas cocinas del viejo continente. Tras su paso por Italia, Rizzo aterrizó en Cataluña para ocupar un lugar en los fogones del restaurante que ostenta el número 1 del ranking mundial. Joan Roca le abrió las puertas de su Celler de Can Roca y la llevó a comandar su proyecto barcelonés Moo donde conocería a su marido y más tarde cómplice, el Chef Daniel Redondo. En 2006 Daniel y Helena fundaron en el exclusivo barrio paulista de Jardims el restaurante que ocupa el pues 46 del mencionado ranking mundial. Puerta con puerta, el Maní es el cuartel general de los chefs y el Manioca un salón de eventos que sirve de marco para presentar sus creaciones.

Maní-Buenavida

El restaurante Maní es un espacio acogedor, limpio y relajado. El recibimiento corre por cuenta de un árbol de manzanas rojas que a pie de calle anticipa una experiencia especial. Los detalles están perfectamente cuidados: la decoración es sencilla, la atención de los que trabajan en el restaurante es cordial y su vestimenta perfecta. La inspiración de los chefs viene de la vida cotidiana, una propuesta que incluye platos coloridos que ensalzan la cocina brasileña y los ingredientes autóctonos de este enorme país como el tucupí (un caldo semi-picante que se hace a partir de la raíz de la yuca), la mandioca (una planta con la que se preparan harinas) y la jabuticaba (una fruta similar a la uva).

El nombramiento Veuve Clicquot Best Female Chef, es promovido por la revista Restaurant y fue creado en honor a Madame Clicquot, la mujer que presto su nombre para el conocido champán. ‘No soy y nunca he pretendido ser la mejor chef del mundo’  con estas palabras recibió el 28 de abril, en vísperas de la justa mundialista, este importante nombramiento que pretende premiar a las “mujeres innovadoras y audaces”. Ahí, en la ciudad de Lima, le aplaudió su compatriota Alex Atala, la mente creativa de renombrados restaurantes paulistanos como D.O.M. y Dalva e Dito. El más conocido embajador internacional de la cocina brasileña comparte la bandera ahora con su colega mujer para llevar más lejos la gastronomía de su patria.

Si bien es cierto que la locación de tan grande acontecimiento fue un detonador importante para dar fama tanto a la cocina brasileña como a ciudadanos que llevan bien puesta la camiseta verde-amarela, no es casualidad que Helena Rizzo haya sido la elegida para llevar la batuta de la gastronomía de su país en este mundial. La propuesta de la multi-ensalzada chef es innovadora en lo culinario y rica en lo cultural y se encuentra preparada para  desafiar a los paladares más exigentes que se den cita estos días en su comedor. Periodistas, críticos y amantes de la buena mesa comparten espacio y tiempo con los amantes del balompié en esta copa latinoamericana que auguran los que saben, se quedará en este continente.

Sígueme en twitter: @ebuenavida

Entre tijeras y tenedores.

Por recomendación expresa llegamos a uno de los rincones con más carácter de la capital chilena. De no ser así, el peregrinaje hasta la decimonónica esquina de las calles Compañía de Jesús y Libertad se antojaría inexplicable. La Peluquería Francesa atiende a su fiel clientela desde 1925 en el mismo domicilio del Barrio Patrimonial Yungay. El legado que Don Emilio Lavaud dejara por estos feudos ha sido conservado y aumentado, llevando a su colorido edificio y a la sociedad que lo regenta a ser actores principales del barrio contiguo al primer cuadro de la ciudad.

El colorido edificio en la esquina de Libertad y Compañia de Jesus en el santiguino Barrio Yungay-Buenavida

El colorido edificio en la esquina de Libertad y Compañia de Jesus en el santiguino Barrio Yungay-Buenavida

Atrio del Centro Cultural Palacio de la Moneda-Buenavida

Atrio del Centro Cultural Palacio de la Moneda-Buenavida

Santiago de Chile, la ciudad capital del austral país, se presenta culta, moderna y bien organizada. La pujante economía de la urbe se respira en casi todos sus entornos, y las ofertas culturales así lo constatan. Para muestra, un botón: el bien logrado Centro Cultural Palacio de la Moneda  se esconde al frontis del Palacio de la Moneda, y aunque está enterrado en la Plaza de la Ciudadanía, este ‘contenedor cultural’ habla con voz fuerte. El proyecto, firmado por Cristian Undurraga, se hace presente en la ciudad como remanso del trajín cotidiano, amén del fascinante recorrido por su interior. La imponente sala principal, presidida por una gran rampa, se riega de luz natural a través del entramado de concreto que la cubre. Es este espacio el que acoge cautivantes exposiciones, dada su magnitud y la vista obligada de los transeúntes.

Corría el final del siglo XIX y los conspicuos cortesanos acudían religiosamente a la Peluquería Francesa para ser trasquilados en estilo ‘pera napoleónica’, el corte más socorrido por los caballeros santiaguinos de la época. Ni el cambio de domicilio, ni el abandono y la decadencia que sufrió el Barrio Yungay algunos años más tarde, representaron motivos para que los conocidos peluqueros dejaran de atender a sus habitués en las aparatosas sillas de la barbería. El anacrónico salón principal de edificio funge como barbería y salón de peluquería desde el año 1925; en él se respira un aire de otra época. Los años no han pasado por este lugar, ni por los peluqueros que atienden a su fiel clientela. El servicio ha sido ininterrumpido desde su fundación en 1891 y continua vigente en un espacio donde los objetos que existen podrían contar historias.

El salón principal del edificio es la Peluquería Francesa-Buenavida

El salón principal del edificio es la Peluquería Francesa-Buenavida

Uno de los lugares de la Peluquería Francesa donde se practican técnicas de barbería con paños calientes y navaja-Buenavida

Uno de los lugares de la Peluquería Francesa donde se practican técnicas de barbería con paños calientes y navaja-Buenavida

Hace no muchos ayeres que el simpático edificio de aires franceses se transformó para convertirse en lo que se conoce hoy como Boulevard Lavaud-Peluquería Francesa. Intelectuales, músicos, actores de teatro, arquitectos y pintores, hacían de este espacio su centro de reunión, y la inspiración para su creador fue inminente. Cristian Lavaud Oyarzún, nieto del fundador, tomó el carácter tradicional del edificio, la historia de la peluquería y los antiguos enseres de la estética para meterlos en una coctelera y brindarnos un insuperable ‘resto-bar’ en el corazón del emergente Barrio Yungay. Los ricos platillos de corte brasserie se maridan con vinos autóctonos y vinos importados del país galo. El café cargado (intolerable lo contrario), y la repostería afrancesada glorifican los orígenes del fundador y se convierten en un must del restaurante. El comedor se divide en distintas estancias, perfectamente bien ambientadas, que aluden invariablemente a la antigua peluquería que dio carácter al concepto. Antiguas bases de secadoras, empolvadas pelucas y vetustas vitrinas decoran el restaurante y fascinan a sus internacionales comensales en service continu.

El exitoso proyecto apodado Boulevard Lavaud no termina entre tijeras y tenedores. Contiguo al edificio, una pequeña puerta conduce hasta la ordenada trastienda de un establecimiento atípico. El Antiguo Almacén  evoca la esencia de las antiguas misceláneas chilenas para vender en pleno siglo XXI, los mismos productos ofertados antaño en las tiendas de la colonia. Son sus obsoletos colores y la disposición de los productos que, junto con los antiguos afiches de las refresqueras de toda la vida, dan el punto añoso al característico comercio.

Estancia del restaurante-Buenavida

Estancia del restaurante-Buenavida

Detalles del comedor del restaurante  Boulevard Lavaud-Buenavida

Detalles del comedor del restaurante Boulevard Lavaud-Buenavida

Las cosas, sin embargo, no terminan en el almacén. El proyecto más reciente del encargado de perpetuar la tradición, el nieto de Don Emilio Lavaud, lleva por nombre Los Coleccionistas. Un espacio fascinante en el que el acopio de antigüedades se ha dado sin discreción, y los arcaicos objetos se exhiben todos,  uno sobre otro, en dos emocionantes salas a tan solo una cuadra de la Peluquería Francesa. La posibilidad de tropezar es inminente, deseando uno, tropezarse con algún objeto de amplio valor y no caer al suelo al escuchar el precio.

La añoranza de una época pasada se dibuja en cada uno de los espacios del Boulevard. El trabajo de conservación es estupendo y la atención por parte del anfitrión es inmejorable. Al finalizar el recorrido de los espacios a través del tiempo, solo los relojes nos daban cuenta que este había transcurrido por minutos. La sensación de entrar en una máquina del tiempo fue fascinante y nos sucedió, con satisfacción, desde el primer momento en que pisamos el restaurante. Entre navajas, cucharas, ajos y viejas sillas, regresamos a nuestra moderna época después de haber gozado divagando en otros ayeres y constatar que el Boulevard Lavaud es uno de los rincones más emocionantes de Santiago de Chile.

Buenavida

Perspectiva Boulevard Lavaud-Buenavida

La antigua miscelánea  recuperada y renovada en el Antiguo Almacén del Boulevard Lavaud.

La vieja miscelánea recuperada y renovada en el Antiguo Almacén del Boulevard Lavaud.

Los Coleccionistas del Boulevard Lavaud.

Los Coleccionistas del Boulevard Lavaud.

Zacatecas, tierra de toros.

Image

El Quinta Real de Zacatecas es un espectáculo fascinante. El hotel destila una vibrante sensación de casta bravía.

El infaltable pretexto de celebrar las fiestas patrias y la inquietud de recolectar nuevas experiencias me ha llevado este año, junto a un grupo de buenos amigos, hasta la ciudad con rostro de cantera y corazón de plata. Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco, cuna de grandiosos artistas plásticos, y referente indiscutible de la fiesta brava, Zacatecas sabe a México y en su frío aire, además de tequila, se respira nuestra milenaria cultura mexicana. La que fuera la ciudad colonizadora del norte de México en la Nueva España, deslumbra a paisanos y extraños con sus singulares costumbres, lujosos paramentos, valiosos acordes y celebraciones de categoría como sus corridas de toros.

Los aficionados a los toros no son pocos en las faldas del cerro de la Bufa. La decimonónica Plaza de Toros de San Pedro ocupa lo que llego a ser el límite de la “Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora de Zacatecas” (nombrada así por Felipe II, Rey de España, Sicilia y Cerdeña) en la intersección de la calle González Ortega y el acueducto. Erigida en la bonanza minera de finales del XIX, el antiguo coso taurino fungió como anfitrión de inolvidables festejos taurinos hasta la edificación de la Monumental Plaza de Toros de la ciudad, que acoge hoy a los diestros y a su público en Zacatecas capital. La nostalgia de aquellas tardes se puede revivir en el mismo albero (ahora una elegante explanada) por el que desfilaron valientes matadores. La antigua Plaza de Toros de San Pedro es hoy un hotel de clase alta y tradición profunda en el que los acordes de la Marcha de Zacatecas, cortesía de la Banda Sinfónica del Estado, retumban todavía en los tendidos del recinto. El Quinta Real de Zacatecas es un espectáculo fascinante. A la vista, desde el viejo redondel, los arcos de la plaza se funden con los del acueducto ‘El Cubo’ que se recortan con las gradas dejando el cielo como lienzo de la instantánea. Desde la barrera los toros se ven mejor y es aquí donde ahora se disfrutan las viandas. La Plaza es el restaurante del hotel, que dispuesto en 3 niveles, ocupa los tendidos de sombra del ex-coso taurino. Los finos manteles blancos remembran los pañuelos de la peña, agitándose al aire pidiendo al juez los trofeos del matador en faena. En las refinadas mesas del comedor se sirven auténticos platillos regionales. Entre otras exquisiteces, los sopes de cochinita y el tradicional Asado de Boda zacatecano son destacables. La atentísima cortesía de un equipo de profesionales se hace cargo también del Botarel, el bar del hotel situado en lo que un día fue toriles. Por demás queda, mencionar el buen gusto en la decoración del magnífico parador de cuyas paredes cuelgan obras de consumados artistas como Pedro Friedberg y los oriundos de la región: Pedro y Rafael Coronel; a quienes resulta imprescindible visitar en las pinacotecas locales que llevan sus nombres y acogen sus acervos. A través del tiempo, las actividades de la localidad se han manifestado en forma de elegantes monumentos. Los zacatecanos se ponen el oro y la plata por montera y la exhiben a los cuatro vientos. Para muestra, un botón, o la Catedral entera. Erigida entre el barroco y el neoclásico, el churrigueresco templo dista mucho de ser como la casa del moro que ‘por fuera no es nada y por dentro un tesoro’. El delicado detalle de la fachada de cantera rosa, un excelso trabajo de filigrana digno de un platero, es solo el entremés del bacanal espiritual. Dentro del recinto, bajo la cúpula octogonal de la nave central, la luz natural retoca el descomunal bronceado oro de 24k del retablo principal firmado por el michoacano Javier Marín.

De aquellos polvos, estos lodos. La explotación minera de la ciudad, que ocurrió en diferentes intervalos de la historia de Zacatecas, heredó un inestimable bagaje cultural que no se limita solo a las destacables joyas arquitectónicas. A diferencia del oro y la plata, que no se vieron más por estos lares, son estas joyas y los grandes nombres del arte como el de Manuel Fuelguerez quienes fortuitamente hacen el ‘don Tancredo’ y permancen en la memoria de la ciudad. En el ‘lugar donde abunda el zacate’ (del náhuatl, Zacatecas) la celebración de México tiene cabida en lo mestizo, en el encuentro de las costumbres de la madre patria con las de este lugar. Desde la Mina El Edén el corazón de la ciudad late fuerte y mantiene vivo el carácter noble su rostro rosado. Por los retorcidos callejones del casco antiguo, los músicos suenan sus trompetas y tambores mientras animan las míticas callejoneadas zacatecanas. Al toro hay que agarrarlo por los cuernos, y a Zacatecas, por el centro.

http://www.quintareal.com/zacatecas

Máximo, de la granja al plato.

Máximo Bistrot Local-Buenavida

Máximo Bistrot Local-Buenavida

Tan enorme como el acto de arrogancia y prepotencia  protagonizado por la apodada Lady Profeco, fue la antesala para ocupar un lugar  en el mediático restaurante que ocupa la esquina de Tonalá y Zacatecas en la colonia Roma. Y es que en lo que va del jurásico sexenio, la hija del titular del organismo que vela por los derechos del consumidor (PROFECO), ocurrió clausurar el ‘Bistrot Local’, de nombre Máximo (previo numerito de spoiled child), al no ser asignada para engullir los sagrados alimentos en la socorrida terraza del local. La señorita (que de Lady ni la uña) olvidó la paciencia en casa y nosotros, después de una hora y media en la banqueta y bajo el sol, también. La insípida Hostess del Máximo nos escoltó al comedor principal para ocupar la tan añorada mesa en el tercer turno de la hora de comida y, como era de esperarse, al sencillo y reducido restaurante no le cabía ni un alfiler. Solo los meseros eran capaces de hacer circular las charolas con langostas y cafés entre las mesas y los comensales. La paciencia se apersonó en forma de ensalada nada más ordenar los alimentos: fuimos ofrecidos a una Ensalada de alcachofas y habas cortesía del chef para amainar el desespero. Contrario a lo que la gente piensa, el Máximo Bistrot Local no le debe la fama a la hija malcriada de ningún funcionario. Eduardo y Gabriela se han desmarcado de la oferta gastronómica conocida, seleccionando solo las mejores materias primas locales del día para, previo paso por la diminuta cocina (afrancesada, que no francesa), terminar en la elegante vajilla delante del afortunado visitante. Apadrinado por Enrique Olvera, y curtido en la cocina del neoyorquino Le Bernardin, el anfitrión se deslinda de sus experiencias previas para reinventarse y crear una cocina franca que apoya los productores locales y enaltece la calidad de sus materias primas preparándolas sin adornos. Para nosotros: Steak Tartare, Atún sellado en salsa de guajillo, Pasta verde con pancetta y tomate, y Rib-eye al punto. Delicioso. La comida que no merece ser esperada no merece ser servida  y en el Maximo Bistrot Local el ritual de la buena mesa es ineludible. Apaciéntese, goce y déjese consentir como Lady de a de veras.

http://maximobistrot.com.mx/maximo/