Etiquetado: Arquitectura mexicana

MI CASA ES TU CASA #35: Daniel Álvarez

Daniel Álvarez es un arquitecto mexicano que lleva más de cuarenta años haciendo lo que más le gusta. Apasionado de la arquitectura y el diseño, ha proyectado en todas las escalas y tipologías sobresaliendo con distinción en el campo de la vivienda de lujo. Constituido en 1980, Grupo Arquitectura se ha consolidado como una empresa cuyos servicios se amplían hasta el diseño urbano, diseño de interiores y construcción; y no ha dejado de crecer desde entonces. Poseedor de una amplia visión empresarial, sus ene mil encargos no distorsionan con su propuesta estética ni con la herencia de su legado que se infiere perdurará en uno de sus colaboradores más preciados de nombre Tomás.

REVELACIONES AL VUELO

¿Cuál fue el último libro que leíste? Estoy leyendo ‘El hombre que ama a los perros’, lo recomiendo muchísimo

¿Qué hábito ajeno no soportas? La suciedad

Placer culposo El vino

¿Cuál es tu ideal de felicidad? La unión familiar

¿Si pudieras tener una obra de arte de cualquier artista en tu casa cual o a que artista escogerías? Sin duda Bernini, una escultura por supuesto

¿Qué es el éxito para ti? El éxito es estar en paz, estar feliz con los que haces y contigo mismo. No tiene nada que ver con lo económico

¿Color favorito? Azul marino

Algo que pocas personas sepan de ti Soy bastante antisocial, ósea yo prefiero quedarme en mi casa a leer un libro o ver una película, que ir a una fiesta, por ejemplo. Como me decía un muy querido profesor que falleció ‘yo la verdad en lugar de querer conocer mas gente, quiero desconocer a varios que tengo de conocidos’

De todos los cambios que ha supuesto en tu vida el coronavirus, ¿cuál de ellos crees que haya sido positivo y estas considerando conservarlo? Pues yo creo que el trabajo remoto, creo que puede ser muy eficiente si se hace con responsabilidad. La verdad es que tienes que confiar en la gente, en mi equipo hay gente que tiene más de 35 años colaborando con nosotros y todos estamos grandecitos. Cada uno tiene que cumplir con sus responsabilidades porque imagínate ser niñera de los arquitectos, pues no

¿Tu lugar feliz? Mi casa

¿Cuál ha sido tu mejor lección aprendida? Creo que hay que buscar la tranquilidad. Toda la vida he sido un workaholic, estoy mandado correos a la una de la mañana y me levanto muy temprano a trabajar. Creo que esta pandemia lo que me enseñó fue tomar las cosas con más calma. Lo que antes veía como cosas con urgencia, he llegado a ver que no se necesita realmente tanta

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? La lealtad

¿Y en una mujer? También

¿La flor que más te gusta? Orquídea blanca

¿Cuál es tu pasatiempo favorito? La lectura, el cine y ver temas de arquitectura

Película o serie favorita Bueno, pues van cambiando. Veo muchos documentales, biografías de historia, de arquitectura… Cada una que sale es mejor que la otra y no tengo ninguna favorita. Hay una serie en Netflix que es muy interesante, son un arquitecto y una actriz ingleses que van visitando obras por todo el mundo. Puedes ver desde arquitectura muy moderna, hasta obras del s.XIX. Hacen los recorridos por las obras, hablan con los arquitectos, con los dueños, muestran planos y establecen una conversación bastante simpática, muy interesante

Una canción que no te cansas de escuchar… Las guinopedias de Erik Satie, las puedo oír todo el día

¿Cómo te gustaría ser recordado? A mi no me interesa la fama personal, sinceramente. Hemos formado un grupo de muchísimos colaboradores que trabajan en la oficina y me interesa formar un grupo de arquitectos que continúen con lo que estamos haciendo hasta ahorita. Me gustaría que recordaran la oficina, más que a la persona. Yo soy muchas veces el que da la cara, hace las entrevistas o veo al cliente; pero muchas veces (lo he dicho mucho) creo que soy el que menos trabaja de la oficina y me parece bastante justo que la gente reconozca a todos los que hacemos la arquitectura. Desde las personas de intendencia, de contabilidad, etc. Somos cincuenta personas que trabajamos como engranes de una maquina cuasi perfecta según yo

Si hubieras podido vivir en una época pasada, ¿Cuál elegirías? Me hubiera gustado vivir en la época de la arquitectura moderna. Los veintes o treintas con el nacimiento de los rascacielos

Con que animal te identificas Tanto como identificarme, no. Amo a los perros y todos los animales, me encantan y los respeto mucho

Si mañana pudieras cenar con cualquier persona del mundo ¿a quién invitarías? Con mi padre que murió a los cuarenta y cinco años en 1978

Tu cualidad más valiosa La honestidad

Tu peor defecto Quizá mi obsesión

Tu museo predilecto El Museo nacional de antropología e historia

¿Frase, mantra o lema? No, la verdad no

1. Orquídea blanca, su flor favorita 2. Escultura de marmol tallado de Bernini, la obra de arte que le gustaría tener en su casa 3. ‘El hombre que amaba a los perros’ el último libro que leyó 4. Torre Latinoamericana, de la época pasada en la que le hubiera gustado vivir 5. Museo nacional de antropología e historia, su preferido

¿QUÉ PREFIERES?

  1. Whatsapp / llamada telefónica
  2. Vivir sin internet / vivir sin sexo
  3. Arte moderno / Arte contemporáneo
  4. Cocinar en casa / comer en restaurante
  5. Derecha / izquierda
  6. Moma / Met
  7. Tacos al pastor / tacos de cochinita
  8. Nueva York / Paris
  9. Un Tamayo / un Rothko
  10. Juan Gabriel / José José
  11. Casa en la montaña / casa en la playa
  12. Don de bailar / don de cantar
  13. Tarde de toros en la México / clásico América-Chivas en el Azteca
  14. Bailar cumbia / bailar salsa
  15. Cine / teatro
  16. Real Madrid / Barca
  17. En un avión: pasillo / ventanilla
  18. El mundo sin viajar / el mundo sin beber
  19. Salsa roja / salsa verde
  20. Luis Miguel / Alejandro Fernández

Tatiana Bilbao


Nada mas encontrarme, en una de mis navegaciones por la red de El País, una obra de Tatiana Bilbao y ha sido todo leer y leer de la gran promesa de la arquitectura mexicana contemporánea. Aunque sus proyectos, su trayectoria y su vida son muy interesantes, en esta ocasión serán apuntes de su biografía y una exposición gráfica de una obra en particular lo que pretendo esbozar a través de estas palabras.

Nieta de exiliados de la guerra civil española y criada en el colegio familiar, el Colegio Bilbao, una de las arquitectas más prominentes de esta generación confiesa no haber aprendido en su alma máter todo lo que la ha llevado a conseguir los numerosos reconocimientos (nacionales e internacionales) con los que ha sido condecorada: la Universidad Iberoamericana. Otrora socia de Fernando Romero, antiguo compañero de clase y yernísimo del hombre más rico del mundo, aprendió de él ‘…a tocar puertas que se han abierto en las vetas que me interesan, como el arte contemporáneo…’. En su oficina, además de su hermana, colaboran 25 personas más provenientes de todas partes del globo terráqueo. Esa globalización de la que Bilbao es practicante parte, creo yo, de la realización de uno de sus proyectos más celebrados: la Sala de exhibiciones en el parque Arquitectónico de Jinhua. La reinterpretación de un jardín chino que convive además con obras de arquitectos de la talla del despacho suizo de Herzog & DeMeuron, catapultó a Tatiana Bilbao SC a la escena internacional. Y aunque pareciera que los reconocimientos a nivel mundial (entre otros: Premio de las artes de Berlín) y las numerosas publicaciones en las que ha llegado a figurar Bilbao fuera de nuestras fronteras pudieran desorbitar a la arquitecta, su preocupación e inquietud sigue siendo su país natal, en el que reclama se tomen en cuenta a los arquitectos para la planeación y gestión de sus ciudades. No obstante de ser la arquitecta de un mecenas sinaloense, cuya colección privada de arte asciende a 35 piezas de renombrados artistas internacionales, Tatiana es consciente de la situación de nuestro país; con su Taller de investigación MX.DF, trata de establecer y entender las relaciones que conforman la producción del espacio tanto público como privado en la ciudad de México y pretende acercarse a los habitantes quienes son al fin los usuarios de dichos espacios.  Su vínculo con el arte contemporáneo perdura, y además del proyecto anfitrión de las 35 piezas internacionales (Jardín Botánico de Culiacán), una de las puertas que se abatieron a su favor fue la del celebérrimo artista contemporáneo Gabriel Orozco. Roca Blanca es el nombre del proyecto firmado por Tatiana en Puerto Escondido, México. La casa enclavada en la idílica costa oaxaqueña reclama la pureza y la sencillez propia de la artista. En palabras de Orozco: “Creo que un artista tiene la responsabilidad de crear un universo que contenga la complejidad y la inmensidad de la capacidad humana.” Y en este sentido Bilbao tuvo la responsabilidad de crear ese universo: el universo como parte central del proyecto, el círculo de agua, la esfera como representación del universo. Los cuatro puntos cardinales que sitúan al ser humano representados con los cuatro volúmenes que emergen del centro de ese universo creado. En el observatorio astronómico Jantar Mantar de Nueva Delhi, en la India, encontró la imagen de referencia para el proyecto, donde dos hemisferios que representan los de la esfera celeste y les sirven a los estudiosos para observar en ellos los cuerpos astrales.

Image

Fotografías:

T. Bilbao: Laura Jimenez para Magis http://www.magis.iteso.mx/node/206

Roca Blanca: Iwan Baan http://www.iwan.com/iwan_index.php