Categoría: Ciudad de México

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA: Juan Pablo Jim

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA es una serie de charlas transmitidas por Instagram ideadas durante el confinamiento por el #coronavirus.  El propósito de estas apariciones es entretenernos platicando de arquitectura, interiorismo, diseño, decoración, arte, jardinería y más. Durante la charla cada invitado nos comparte algunos consejos para mejorar el lugar en el que vivimos y de paso ocuparnos durante la cuarentena.

CTC_JIM_1

Juan Pablo Jim dirige una revista y es una celebridad del siglo XXI. Amante del reflector y apasionado del mundo fashion, tiene una visión particular de la moda masculina que aunque no es clásica, subsiste dentro de los estándares de la masculinidad muchos kilómetros lejos de lo aburrido. Su propuesta estética coincide con su forma de ser tomando distancia de lo políticamente correcto: Juan Pablo habla sin tapujos de lo que haga falta y se cuelga sin complejos hasta el molcajete. Tal es su seguridad que no tiene ningún reparo en reírse de sí mismo, sea con los memes que le hacen sus seguidores por deseo expreso o con sus cuestionarios interminables de instagram. No hace falta conocerlo en persona para saber que el buenpedismo que trasmite en las redes sociales es cualidad de la persona y no del personaje que lo mismo edita, propone, baila y vende ropa a través de la pantalla del celular.

REVELACIONES AL VUELO

¿Qué es el éxito para ti? Sentir que no quiero nada…Se oye un poco conformista pero he pensado mucho en esto y no tener una necesidad de querer lograr una meta o de poder acceder a algo financiero, es el éxito para mí.

¿Color favorito? Ay guau, te fuiste de una profunda a una ya más de la Tú, de la 15 a 20… Mi color favorito es el azul, porque soy niño

Algo que nadie sepa de ti. Me da mucho miedo volar

El diseñador que más admiras La señora Miucca Prada

¿Cuál ha sido tu mayor logro hasta ahora? Lanzar BadHombre y hacer de un medio independiente un medio exitoso financieramente y ahora esté auditado internacionalmente al igual que los títulos de las grandes casas editoriales

¿Tu lugar feliz? La playa

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? La barba (risas)…Que sea simpático, que me haga reír

¿Y en una mujer? También, que sea dicharachera y que entretenga

¿La flor que más te gusta? La hortensia

¿Cuál fue el último libro que leíste? La historia de la violencia, lo acabe hace como dos días. Es una historia de un escritor, autobiográfica pero novelada. Trata de cómo lo violaron pero está muy estilísticamente editado. Muy impresionante.

Placer culposo Las niñas Jeans

¿Qué hábito ajeno no soportas? No aguanto que las personas me fumen cerca porque yo fumaba antes y ahora me da asco.

¿Admiras a algún periodista en particular? ¿Por qué? Creo que la profesión del periodismo no es tan exacta en la modernidad, admiro a mucha gente de los medios pero periodista en específico creo que no

¿Tu nombre favorito? Jerónimo

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer? Pompas

¿Cuál es tu pasatiempo favorito? Meterme a la tina

Una canción que no te cansas de escuchar… Lover de Taylor Swift, me baño con ella entonces la escucho casi diario

¿Qué te hace reír? La gente que se ríe de sí misma

¿Frase, mantra o lema? Tengo muchas que escribo en mi cuadernito pero no puedo recordar una ahora

COLLAGE JIMNESS

1. Lover de Taylor Swift 2. La playa, el lugar feliz de JP 3. Baños de tina, el pasatiempo de Juan Pablo 4. BadHombre Magazine 5. ‘La señora’ Miucca Prada

ÉSTO O LO OTRO

Tequila / Mezcal -ninguno

Derecha / izquierda

Cocinar en casa / comer en Restaurante

Tacos al pastor / tacos de cochinita

Un Tamayo / un Rothko

Viernes de pizza / viernes de sushi

Un hombre infiel / un hombre bruto

Juan Gabriel / Jose Jose

Don de bailar / don de cantar

Versace / Armani

Jeans con loafers / traje con tenis

Lavar trastes / secar trastes

Bailar cumbia / bailar salsa –no se la diferencia

Nsync / Backstreet boys

Sexo en la cama / sexo en sitios prohibidos –Soy virgen

Nueva York / Paris

Casa en la montaña / casa en la playa

Vivir sin internet / vivir sin sexo

Netflix & Chill / cine y palomitas

Picnic en París / box lunch en Central Park

Boda de día / boda de noche

 

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA: Fernando Polidura

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA es una serie de charlas transmitidas por Instagram ideadas durante el confinamiento por el #coronavirus.  El propósito de estas apariciones es entretenernos platicando de arquitectura, interiorismo, diseño, decoración, arte, jardinería y más. Durante la charla cada invitado nos comparte algunos consejos para mejorar el lugar en el que vivimos y de paso ocuparnos durante la cuarentena.

CTC_FPOLIDURA_0

Fernando Polidura no es normal. Para descifrarlo tienes que conocerlo y eso puede tomarte mucho tiempo. Fernando no es una persona que se abre a la primera pero cuando lo hace puedes sumar uno más a tu lista de amigos. De profesión arquitecto, cambió el diseño de espacios por el desarrollo de estilos de vida y el restirador por su taller casero de arte. Amante del diseño, es un coleccionista en ciernes que se apasiona por los objetos que cuentan historias; da lo mismo si es una fotografía, un pedazo de escombro, una escultura o un croquis a carboncillo, todo cabe y tiene valor en su universo.

REVELACIONES AL VUELO

¿Qué es el éxito para ti? Hacer lo que más me gusta y estar satisfecho al final del día con lo que hice

¿Color favorito? Negro

Algo que nadie sepa de ti… Soy obsesivo compulsivo, ansioso y diagnosticado con síndrome de Asperger. Eso quiere decir que tengo un tipo de autismo que parece ser normal

Tú obra de arte más preciada… Es complicado porque tengo algunas expuestas que aprecio mucho y al final también el trabajo que te costaron o el momento en que las adquiriste significan mucho. No te lo puedo responder.

¿Cuál ha sido tu mayor logro hasta ahora? Mantener las relaciones de amistad que tengo y crear nuevas en el ámbito profesional

¿Tu lugar feliz? Diez minutos después de haberme metido a la cama

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre? Que sea capaz

¿Y en una mujer? Que esté dotada de materia gris

¿Cuál fue el último libro que leíste? Black Mountain College acerca de una universidad que empezó Josef Albers con varias otras personalidades en un lugar remoto del noroeste de Estados Unidos. Era como una universidad experimental de arte que tenía pintura, escultura, danza, poesía y pasaron muchas personalidades del arte que hoy se considera moderno por ahí tanto alumnos como profesores.

¿Hay alguna obra de arquitectura que te apasione? Sinceramente muchas, de las ultimas que me han llamado mucho la atención es la Torre 41 de Alberto Kalach en Constituyentes. Cuando tu entras tu sabes que son oficinas las que están arriba pero al final del día tú piensas que vas a llegar a una cosa más formal, como si estuvieras en Polanco y pasas y tienes una travesía en medio de vegetación y cosas bastante crudas que a mi gusto se me hace excelente

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer? Volar

Placer culposo… Miranda

¿Qué hábito ajeno no soportas? Que les apeste la boca

¿Admiras a algún arquitecto en particular? Al Dr. K, Alberto Kalach

¿Tu nombre favorito? Julia

¿Qué te hace reír? La desgracia ajena que no pasa a mayores, un buen chingadazo digamos

¿Cuál es tu pasatiempo favorito? Poder estar en este estado pseudovegetativo en el que te acuestas y nada te importa y nada está pasando alrededor de ti: el descanso posiblemente

Una canción que no te cansas de escuchar… La reinterpretación de Brothertiger de ‘This must be the place’ de Talking Heads

¿Frase, mantra o lema? No hay pedo hasta que hay pedo

COLLAGE FPOLIDURA

1. Grupo argentino Miranda!, el placer culposo de Fernando 2. Torre 41 de Alberto Kalach 3.’Homenaje a Rothko’ obra de Fernando Polidura 4. Julia Roberts 5. Una pieza de la colección 

ÉSTO O LO OTRO

Casa en la montaña / Casa en la Playa

Bailar cumbia / bailar salsa

Cine / Teatro

Whatsapp / llamada telefónica

Casa de la Cascada FLW / Casa Luis Barragán

Cocinar en casa / comer en Restaurante

Derecha / izquierda

Vivir sin internet / Vivir sin sexo

Roma / Condesa

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA: Mariana Arias

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA es una serie de charlas transmitidas por Instagram ideadas durante el confinamiento por el #coronavirus.  El propósito de estas apariciones es entretenernos platicando de arquitectura, interiorismo, diseño, decoración, arte, jardinería y más. Durante la charla cada invitado nos comparte algunos consejos para mejorar el lugar en el que vivimos y de paso ocuparnos durante la cuarentena.

CAMBIA TU CASA_MAG

Mariana Arias es interiorista. Culichi de nacimiento, tiene un ojo culto que viaja a tutti plen y le sirve para capturar y compartir en sus redes sociales lo que ve allá donde va. Como buena diseñadora, su buen gusto no se limita al interiorismo, sino que lo traslada a su manera de vestir y de vivir. Para Mariana cada invitación en casa es una fiesta y una oportunidad para explotar y compartir ese placer que dan los espacios bien ambientados. Su casa es un lugar acogedor que trasmite elegancia e invita a observar con detenimiento cada detalle.

 

‘QUARANSTYLING’ por @maginteriordesign
¿Cómo decorar con hojas verdes?
1.- Corta hojas verdes grandes que tengas de tu jardín, terraza o alguna maceta con unas tijeras
2.- Amárralas con una liga de plástico para acomodarlas bien
3.- Límpialas con un trapo mojado en cerveza para realzar el color y darles brillo
4.- Colócalas en un florero con agua limpia 
¡Listo!
Las hojas verdes agregan un toque moderno y fresco en cualquier espacio. Las puedes poner donde sea (comedor, sala, bar, cocina, recibidor, recámara, terraza) ya que combinan perfectamente cómo accesorio con libros y velas. Un dato inteligente de usarlas es que te duran hasta 2 meses vivas y se ven simples y elegantes! 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CAMBIA TU CASA SIN SALIR DE CAZA: Organiza tu librero

(Transcripción del Instagram LIVE transmitido vía @ebuenavida)

CAMBIA TU CASA

Después del LIVE para hablar de reflexiones y consejos de ‘Interiorismo en tiempos de COVID19’ y animado por la revolución que ha supuesto el #coronavirus en nuestra forma de interactuar decidí hacer otro más. El verso (sin esfuerzo) de ‘cambia tu casa sin salir de caza’ alude a la recomendación de no salir a ‘cazar’ la COVID19. Dicen los que saben que en los tiempos que corren debemos mantener ‘entretenida a nuestra audiencia’, pero en este caso el que se entretuvo fui yo. Para hacer estas transmisiones he puesto en papel muchas ideas tanto de arquitectura como de interiorismo y he reflexionado acerca del proceso creativo para diseñar mi casa. Con el pretexto de hacer una aparición digna y decir cosas ‘inteligentes’ reflexioné, pensé, escribí, edité y practiqué varias veces antes de comenzar a hablarle a la cámara de mi IPhone y el resultado fue divertido y gratificante.  Al final me he dado cuenta que hablar en video es una buena oportunidad para organizar ideas y compartirlas con amigos y personas que están interesadas.

La segunda emisión trata entonces de una de las áreas que más me gustan de mi casa: la Biblioteca. Pretensiosamente llamo así nada menos que a una esquina de mi casa. Sea imaginación o ley de la atracción, un librero blanco de piso a techo y una poltrona cómoda detrás de un otomano para posar los pies conforman mi anhelado espacio para acomodar mis libros y algunos de mis objetos favoritos de mi casa.

DEPA_CE_AB_2880--2

Espacio de Biblioteca con poltrona y otomano en madera y piel diseño de Shoemaker años 60 / Proyecto: Emilio Alvarez Abouchard Arquitectura / Fotografía Oscar Hernández

Lo más bonito de una biblioteca es que esté desbordada de volúmenes, pero lo más interesante de las estanterías es su contenido: los títulos, los autores, las ediciones y sobre todo la organización. Cualquier aficionado a los libros puede confirmar que una buena biblioteca cuesta mucho tiempo, dinero y esfuerzo. Y en la mía me gustaría tener una vasta colección de libros de arquitectura, diseño, arte y la literatura que me gusta. Pero mientras llega el librero desbordado y la biblioteca ordenada les comparto algunos consejos para que el librero de su casa se vea organizado y estético:

  1. En cuanto a la arquitectura del librero, en Emilio Alvarez Abouchard Arquitectura preferimos las estanterías simétricas. Es decir, todos los espacios tienen el mismo ancho y el mismo alto y de ser posible preferimos un librero de piso a techo. Esto hace que la pared quedé cubierta de libros y genera una sensación de amplitud por el fondo del mueble.
DEPA_CE_AB_2880-

Biblioteca y comedor con Mesa YSL en mármol y acero inoxidable de EAA Arquitectura / Proyecto: Emilio Alvarez Abouchard Arquitectura / Fotografía Oscar Hernández

  1. Existen infinidad de diseños de libreros y materiales para construirlos: madera, acero, aluminio, cristal y hasta textiles. Todo vale y todo funciona. La medida mínima que utilizamos para los entrepaños es de 35cm.
  2.  Ordena tu biblioteca: pon en práctica lo que aprendiste en la primaria de las fichas bibliográficas y haz de bibliotecario en tu propia casa. Puedes ordenar por autor, por orden cronológico, por título o por categoría. Yo elegí algunas categorías como arte, arquitectura, diseño, literatura, estilo de vida y otros. Y en arquitectura algunas subcategorías como teoría de la arquitectura, edificios, arquitectos (monografías) y proyectos. Cada quien debe escoger las categorías según sus libros.
DEPA_CE_AB_2880--4

Perspectiva Depto CE / Proyecto: Emilio Alvarez Abouchard Arquitectura / Fotografía Oscar Hernández

  1. Has un inventario en Excel de tu biblioteca. Así será más fácil que puedas contabilizar, controlar y hasta re organizar tu biblioteca en el momento que prefieras.
  2. Acondiciona tu librero de manera simétrica. Como se puede observar, yo deje libres toda la franja de arriba y la de abajo para concentrarme en llenar los espacios intermedios. Así se ve más saturado aunque tenga pocos libros.
LIBRERO 1

Librero en madera con laca blanca / Proyecto: Emilio Alvarez Abouchard Arquitectura / Fotografía Oscar Hernández

  1. Acomoda las piezas y los libros de lo general a lo particular. Primero ordena los libros y acomódalos, después mete las piezas más grandes: como lo hacen los artistas, sirve mucho alejarse y acercarse al ‘lienzo’ para ver que esté balanceado. Al final acomoda estratégicamente las piezas pequeñas. Ten en cuenta también los colores y distribúyelos aleatoriamente.
LIB_OBJ

Acomoda primero los objetos grandes en tu librero

  1. Escoge las portadas de los libros que más te gustan y ponlas de frente para que ocupen más espacio, llene más fácil los espacios y vistan tu librero. Ojo con los colores de las portadas aquí también, procura que sean variados.
LIB_FRE

Combina con todo tipo de objetos: lentes de acrílico azul de Salo Shayo

  1. Otro consejo para llenar con libros es poner los libros ‘en exhibición’ con unas bases para portarretratos como en las librerías y tiendas.
LIB_EXP

Libro ‘en exhibición’ del Museo Palacio de Bellas Artes

 

  1. Toma inspiración de bibliotecas y librerías que te gusten, yo recuerdo especialmente la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial en Madrid; la ‘torre del conocimiento’ del Arq. Carlos Campuzano en la Universidad de los Andes y la librería del Fondo de Cultura Económica del Arq. Rogelio Salmona ambas en Bogotá; o cualquiera de las librerías de Assouline por el mundo.
IMG_9501

‘La Torre del conocimiento’ del Arq. Carlos Campuzano dentro de la Biblioteca de la Universidad de Los Andes en Bogotá, Colombia 2013.

  1. Atrévete a exhibir todos los objetos que te gustan, muestra tu personalidad en cada rincón de tu casa. Yo tengo algunas de mis esculturas que más me gustan, macetas, portarretratos, cerámicas y varias piezas de arte popular. Tengo también tres colecciones de revistas que ordenadas quedan muy bien y ayudan a llenar el librero.

    LIB_AP

    Jaguares de barro de los Altos de Chiapas de la maestra Juana Gómez Ramírez

Interiorismo en tiempos de COVID19

(Transcripción del Instagram LIVE transmitido vía @telasdepani)

0

¡Hola! ¿Como están? Para los que no me conocen, soy Emilio Alvarez Abouchard y soy Arquitecto. Vivo y trabajo en la Ciudad de México y dirijo un taller de arquitectura que lleva mi nombre en el que nos dedicamos principalmente a diseñar proyectos de arquitectura y de interiores. Primero que todo quiero agradecer a Telas de Pani por la invitación para hablar acerca de interiorismo en tiempos de la pandemia del coronavirus. Voy a platicarles algunas reflexiones acerca del diseño de interiores en esta época, después les voy a dar algunas recomendaciones sencillas que yo pongo en práctica todo el tiempo en mi casa. Y al final me gustaría hacer una sesión de preguntas y respuestas que voy a intentar responder.

Vivimos una época sui generis en la que todos los días nos preguntamos cómo actuar ante la amenaza que representa la epidemia. De la noche a la mañana fuimos aconsejados a ‘quedarnos en casa’ para no contagiar ni ser contagiados. Y al menos desde que voluntariamente comencé el confinamiento han pasado casi 30 días. Que si el #teletrabajo para los españoles y el agringado #homeoffice para nosotros, lo que parecía un comodísimo cambio de rutina, como el muerto, a los 3 días apesta.

Y aunque al principio me costó  trabajo estar encerrado en mi casa, más adelante comencé a ver todas las ventajas. Me decía mi mamá que estaba feliz de encerrarse porque así se daba cuenta de ‘lo que le duele a su casa’. Por ejemplo yo me di cuenta que las regaderas de la mía no funcionan bien. El veterinario de mi perro me dijo que tenía más trabajo porque ‘los amos no quieren convivir con sus perros sucios adentro de la casa’. Yo pedí que le pusieran anti-pulgas al mío porque me di cuenta que se rascaba mucho. Estar en casa nos sirve hasta para darnos cuenta cuantas tazas del café se han roto y cuantos vasos se han perdido en las fiestas. Incluso además de algunas mejoras técnicas podemos hacer nuestras casas más confortables. Yo por ejemplo instalé mi televisión para ver Netflix después de 6 meses de sintonizarlo en mi celular por pura desidia.

Lo que es seguro es que además de todos los cambios en nuestras rutinas y en la forma en la que nos relacionamos, la arquitectura y el diseño de interiores también tendrá sus replanteamientos. He leído y he pensado acerca del tema y les quiero compartir algunas reflexiones:

-Se infiere que el new normal es que vamos a estar en cuarentena por intervalos: es decir después de esta ‘cuarentena de primavera’ vendrá una más en otoño y así sucesivamente hasta que se encuentre cura.

-El confinamiento es una buena oportunidad para repensar nuestras casas pues seguro que post covid19 vamos a pasar más tiempo en ellas. Primero mientras todos tenemos acceso a la vacuna y segundo por la costumbre.

-En arquitectura se está dando una revalorización del balcón como espacio al aire libre en la vivienda vertical. Así como una reconsideración sobre si los espacios de áreas comunes como pasillos y escaleras deberían estar más ventilados o incluso al aire libre.

-Se va a repensar si debemos tener tantos desplazamientos para reuniones e incluso hasta para transportarnos a la oficina. Esto va a hacer que cuando pensemos en la distribución y el programa de nuestras casas vamos a considerar un espacio permanente de Estudio u Oficina dentro de ellas.

-Además del Estudio se van a considerar otros espacios dentro de la vivienda como Gimnasio, Biblioteca e incluso cocinas más amplias y equipadas en el caso de que haya suficiente espacio. Y en el caso de espacios reducidos, como arquitectos, vamos a plantear espacios ambivalentes que se puedan adecuar a diferentes usos inspirados en la arquitectura naval en donde la cama se desprende de una pared y el comedor se desprende de otra para tener un espacio abierto multiusos.

08

Pinterest

-Asimismo considero que la gente va a poner más empeño en la decoración de sus casas. Vamos a empezar a ver espacios con más personalidad pues pasarán de pensar en un lugar para dormir para crear un espacio donde pasar más tiempo. Una buena idea para imprimir nuestra personalidad a la casa sería integrar los objetos que utilizamos para hacer deporte, por ejemplo la bicicleta colgada en la pared como parte de la decoración, o las raquetas, palos de golf, etcétera.

Pero mientras podemos interactuar y salir a la calle además de todas las formas de entretenernos vistas y re-vistas en las redes sociales como las rutinas de yoga y de ejercicio, la coloreada de mandalas, las dominadas con el papel de baño, las mil y una recetas de cocina y el mentado café dalgona tengo algunos consejos que además de entretenerlos durante esta cuarentena, los pensé para hacer más ameno el ‘sinfinamiento’ y llenarles el ojo sin salir de sus cuatro paredes. Estoy seguro que si al menos aplican uno van a disfrutar más sus casas!

  1. Desempolva los cubiertos de plata que heredaste de tus abuelas y saca las copas que te regalaron en tu boda para poner la mesa. Cada comida es una oportunidad para usar los individuales que compraste en la última Lonja, para estrenar el platón que te regalo tu vecina la última navidad o para sacar la vajilla de porcelana que compraste en el Palacio de Hierro a meses sin intereses para tus ‘cenas elegantes’.
GIF-MESAS

Usando la misma vajilla con accesorios diferentes puedes cambiar el aspecto de tu mesa

GIF-MESAS-2

Cambia las flores y los accesorios para cambiar el aspecto de tu mesa

  1. Cambia el ambiente de tu casa con flores frescas. Las flores transforman todos los espacios e incentivan más que el sentido de la vista. Intenta con flores de olor como las casablancas, nardos, jazmines o dale intensidad a la paleta de colores de tu comedor con unas aves del paraíso. Y si las compras en la calle a cualquiera de los puestos que están abiertos, mejor. No hay pretexto porque flores venden en todos los supermercados y ya verás cómo un jarrón con flores frescas te sube el ánimo de estar en casa.

 

  1. No importa si es de día o de noche prende velas de olor para que estimules tu sentido del olfato. No tienes que salir de casa para comprarlas: Amazon vende una amplia variedad de ellas y Zara Home sigue entregando a domicilio. Puedes prender un olor cada día y seguro que te provocaran diferentes sentimientos.
  1. Puedes hacer muchos cambios en tu casa que te van a entretener: cambia de lugar los objetos de decoración: por ejemplo los cuadros que tienes en el baño de visitas cuélgalos en la cocina y así además de tener otra vista, vas a apreciarlos de nuevo. Puedes cambiar algunos adornos de lugar y lo que más te va a entretener y a gustar va a ser cambiar las fotos de tus portarretratos. Puedes hacer una selección, imprimirlas en Costco y actualizar todos los marcos de tu casa. Que no quieres quitar la foto del bautizo de tu sobrino del que fuiste madrina: pues elige otra del mismo evento… Que no quieres quitar la de la boda de tu hijo, pues escoge otra que salgas con la pareja… Incluso yo cambiaría por fotos de viajes. Recordar es volver a vivir y además de entretenerte cada vez que voltees vas a ver tu casa diferente.
  1. Utiliza todos los espacios de tu casa. En mi casa acondicione un espacio con un sillón cómodo para leer. O por ejemplo yo hago el teletrabajo en una mesa diferente a la de donde como. Si solo tienes una mesa en tu casa pues para la hora de la comida levanta tu oficina y pon la mesa con los consejos anteriores.

 

  1. Dedícate estos días a lo que yo llamo #elclubdelajardinería. Las plantas son elementos que dan vida a los espacios, nos cambian la atmosfera, reciclan el aire y se ven muy bien dentro y fuera de las casas. Investiga las características, cuidados y condiciones de cada una y puedes llegar hasta reproducir tus propias plantas dentro de tu casa. Eso es lo que hago yo. Además de todo un ‘criadero’ de plantas estoy germinando aguacates como lo vi en Instagram.

     

No olviden que todas las recomendaciones se pueden seguir llevando a cabo cuando comencemos a vivir la nueva normalidad.

Cena en mi casa (Calavera)

A mis abuelos Luisa, Güera, Jorge y Alfonso; y a mi Tía Gloria

IMG_6779

Ya estaba todo a punto para el gran día,

por recibir estaba, muy especiales visitas.

Una sola noche a la vida volvían

para comer, brindar y olvidarnos de las cuitas.

 

Desde muy temprano Vicky empezó a cocinar

La probada Lasagna Julita ocurrió preparar.

Con el recetario herencia de Gloria comenzó a guisar…

cuando la occisa por la puerta muy puntual resultó entrar.

 

¡Señora! Le grito Vicky con la cara desencajada

-‘¿Que no te avisaron que venía?’

Le dijo Gloria soltando una carcajada

-‘…pero no que tan temprano llegaría’

 

El segundo en llegar fue Alfonso mi abuelo

Con su puntualidad ‘don de reyes’ se presentó.

Tanto trabajo le costó bajar del cielo

que con ‘limong’ y un tequila se niveló.

 

¡Bienvenido Compadre! A Don Jorge abrazó

-‘¿Qué hacemos aquí? a Morelia deberíamos de ir’

-‘Échate un tequilita, Compadre’, Don Alfonso le comentó:

-‘Para ver a Monarcas perder mejor me quedo aquí’

 

Más tarde Luisa y Güera se presentaron con prisa.

Su vodka y su Petróleo ya estaban en la mesita.

-‘Venimos de la peluquería’ se morían de la risa

Porque en realidad se había alargado la jugadita.

 

Todos en la chorcha estaban cuando La Parca sin avisar tocó la puerta

-¿Que hacen todos aquí si ustedes ya se habían petateado? preguntó

Venimos desde el cielo sin poder rechazar la oferta

-‘A mí ni me vean’, Vicky se sonrojó.

 

-‘Vengo por el tal Emilio, un Arquitecto…

el que organiza todos los días una pachanga o una cena,

me mandaron sus vecinos que lo quieren ver muerto.

¿Dónde estará el infeliz creador de esta verbena?

 

Emilio Alvarez Abouchard, Ciudad de México 2019

Calavera bgp arquitectura

calavera-bgp-arquitectura-b

Llegó La Muerte muy temprano al 23 de la Calle Ave María,

Apresurada, Flor le abrió la puerta

De recoger al difunto Diputado venía

preguntando por los godinez de la casa blanca.

El primero en caer fue Miguelón,

-De ésta no te salvas- se lo echó enseguida.

A Celina y Abi tomando Nescafé las sorprendió

Llevándose a las dos por tomar tan mala bebida.

Antes de llevarse a los de Chemtrol,

La huesuda indiscreta, hasta la cocina se metió,

la presencia de Ana María no advirtió,

Cuando prepararse un café ocurrió.

-Por los arquitectos vengo- exclamó La Muerte

-Tendrás que esperar hasta las diez y veinte,

Pues la puntualidad no es su fuerte-

Dijo Luis Enrique inmediatamente.

-Por la señora me paso mientras duerme,

y los de Alis que esperen antes de verme –

Bajando la escalera a Loredana encontró,

quien ni hablando italiano de la Flaca se libró.

De uno en uno, a los arquitectos fue cazando,

La Parca se los escabechó según fueron llegando

-A remodelar el panteón me pueden ir ayudando,

Para que no parezca de Tadao Ando -.

Por el de los renders fue sonriente La Catrina,

Entre quejido y quejido le quitó la gabardina

No le salvó al mas puntual de la oficina

Ni bailar música latina.

De pronto se apareció Talia

Su juguito energético tomaba

-Ni con eso ésta se me salva

Aunque tenga mucha guayaba-

Laura y Moi corriendo llegaron

El timbre dos veces tocaron

Con voz y guitarra a la Calaca deleitaron

Y ni así, de chupar faros se salvaron.

Al venezolano agarró desprevenido

-Por Max Singer o ¿por quien has venido?-

-Te llegó tu hora, mi Pana querido-

-Si no tienes ron, me quedo viendo el partido-

Un favor, La Calaca a Edgar le hizo

-Antes de que se lo casen me lo llevo al paraíso-

A Danielle no pidió permiso,

Y sin dudarlo se llevó al occiso.

Ana Laura corriendo llegó

Con su pan y su agua se sentó

La presencia de La Parca no captó

Cuando ésta la recogió.

Sin su café, Emilio no empezó a trabajar

Y a la Calaca no dudó en preguntar

-No quiero ser yo el primero, ¿Nadie se va a presentar?

-A todos me los llevé, pues un cementerio hay que dibujar.

Ivan se apareció a media mañana,

Su bicicleta amarró para evitar cualquier maña.

-¿Quién es ésta fulana?-

Pronunció antes de que se lo llevara la charlatana.

Ya al final a la Flaca, Bernardo pidió:

-Todavía no me lleves, ahorita regreso-

Un croquis del cementerio le dio,

Y con una sonrisa le contestó -Sí, sí, por eso…-

(Ciudad de México, Día de Muertos 2014)

La tarde que no fué

IMG_0356

@ebuenavida 

Las expectativas superaron por mucho el codiciado mano a mano entre José Tomás y Joselito Adame en la Plaza México el domingo pasado.

‘El mejor torero del mundo’ se leía en los carteles repartidos a lo largo y ancho de la #CDMX para anunciar la corrida más esperada de la temporada grande 2015-2016 del coso de Insurgentes. La ponderación era para  José Tomás (Madrid, 1975) quien se enfrentaría en un ‘mano a mano’ con Joselito Adame (Aguascalientes, 1989) en el ruedo que lo vio convertirse en torero hace veinte años. El cartel provocó tal expectación que los boletos se vendieron (a precio de oro) dentro y fuera de México. Todo kiski estaría ahí y media España (se rumoraba) asistiría a la corrida el 31 de enero pasado. Los motivos no eran pocos: el diestro español tenía 6 años sin torear en’ la México’ y el matador hidrocálido venía de triunfar en las ferias de San Isidro y de Abril en las plazas de Madrid y Sevilla la primavera pasada. Lo que sucedió en el albero lo han contado ya las plumas mas taurinas  con su exquisita narrativa. Lo que se vivió en torno al evento es digno de contarse desde el segundo tendido de Sol por un simple aficionado a la controversial fiesta.

Era una de esas ocasiones especiales.  Ni los desorbitados precios de la reventa, ni los kilómetros recorridos impidieron que la afición se acodara en el redondel para disfrutar del tête-à-tête entre el hidalgo mexicano y el hidalgo español. La leyenda y la expectativa llenaron la Monumental Plaza de Toros México ‘hasta el reloj’. Cerca de 45,000 personas abarrotaron la decimosexta corrida de la temporada en la que los símbolos estuvieron presentes en todo momento: Aguascalientes, Madrid, México, España y como telón de fondo la plaza más grande del mundo donde el de galapagar recibió la alternativa un lejano 1995.

Los éxitos de José Tomás no han sido pocos. Verbigracia las 4 orejas que cortó en Las Ventas en 2008 y las 11 que corto en Nimes en 2012. Más escuetas son sus apariciones en el ruedo. A la leyenda se le suma que sus corridas no son trasmitidas por televisión: lo que pasa en la plaza se lo llevan los aficionados. La tarde del domingo Dios no repartió suerte. Hay quienes dicen que los toros no dieron el ancho y quienes opinan que el diestro español no conectó con sus astados. Con entusiasmo se enfrentó Tomás al primero de la tarde y  le sacó algunas  faenas y una oreja que termino devolviendo a la cuadrilla. El toro, vertical cornamenta y débiles patas, le propino dos volteretas aparatosas y el disgusto de no haber lucido como todos esperábamos.  Hasta ahí llego el mítico matador español. Él tampoco quedó satisfecho.

Quien sí conecto con sus bestias fue Joselito. Siete toros de 3 ganaderías diferentes (Los Encinos, Fernando de la Mora y Xajay) aparecieron en el ruedo. El quinto fue devuelto a petición del público y último en cruzar la puerta de toriles fue el que salvo la tarde. ‘Los últimos serán los primeros’ y el séptimo de la corrida, a mano del de Aguascalientes, fue el único que le permitió lucirse y escuchar fuertes ecos de ‘ole’ con sus elegantes ‘zapopanas’ ejecutadas con precisión de reloj suizo. Torero, torero le corearon al finalizar la corrida mientras la banda de la Monumental tocaba la canción de su tierra ‘Pelea de gallos’. Dos orejas se llevó consigo y la satisfacción de resultar vencedor en su tierra.

Se auguraba una tarde histórica para la lidia. Lo cierto es que las cosas tan esperadas generalmente decepcionan. Para ponerse frente al toro hay que tener un valor que casi nadie, pero para los precios tan altos, el personaje tan mitificado y leyenda de su arte tan platicada, lo que se vivió el pasado domingo no estuvo a la altura de las expectativas. Este fin de semana se pretende ver más arte en #ZMaco2016 que el que vimos el domingo anterior la Plaza México. José Tomás ya fue invitado a volver al coso de Insurgentes para reivindicarse con su afición. Por el momento: ¡Viva Aguascalientes!, ¡Viva!

Paris-DF arquitectura contemporánea

Una selección de proyectos construidos en la Ciudad de México durante la última década será expuesta en el Museo Nacional de Arquitectura del 28 de septiembre al 4 de octubre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si hacer una lista es complicado, ejemplificar la arquitectura reciente de  la cuarta ciudad más poblada del mundo  es una tarea delicada. Si en la lista no figuran todos los que deberían de estar o si los que participan no representan la realidad son algunas de las vicisitudes que se pueden cometer al hacer un muestreo de ésta y cualquier índole. La exposición México Arquitectura Contemporánea se inaugura hoy en el  Museo Nacional de Arquitectura y presenta 56 proyectos construidos en la última década en la #CDMX. La exhibición, originalmente presentada este verano en el Instituto Cultural de México en Paris, pretende conformar una mirada ‘amplia e incluyente de las nuevas construcciones, algunas con exigencias ecológicas, de reconversión, así como de restauración de monumentos catalogados’ de la arquitectura de la capital del país y presentarla como una metrópoli ‘ágil, contradictoria, contrastante, incluyente y tolerante’. Rascacielos, centros culturales, espacios públicos, bibliotecas y casas comparten cartel con un centro comercial subterráneo, un estudio de apenas 27m2 y  la primera construcción diseñada con los principios del movimiento moderno en el continente americano.

La iniciativa fue del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México (CAM-SAM) y el motivo era ‘mostrar la calidad, diversidad y excelencia de la arquitectura que se ha realizado últimamente en la Ciudad de México’. Mexico Architecture Contemporaine  se inauguró el pasado 18 de junio en Paris con un ciclo de conferencias dictadas por Félix Sánchez, Mario Schjetnan y Bernardo Gómez Pimienta quienes además de organizar la muestra presentaron sus proyectos Teotihuacán 19, Parque Bicentenario y La Ciudad de los Libros (firmado con Alejandro Sánchez) respectivamente. La exposición estuvo abierta al público hasta principios del mes de agosto y el interés que despertó fue tal que la muestra viajará por España, Finlandia y Marruecos  -por deseo expreso del embajador de México en el país africano-  además de presentarse en las ciudades galas de  Marsella, Lyon y Burdeos durante los próximos meses.

A la convocatoria abierta lanzada por el CAM-SAM para sus colegiados se inscribieron 120 proyectos de diversas escalas. Ernesto Alva, Jorge Gamboa de Buen y Augusto Álvarez conformaron el jurado independiente que eligió 56 proyectos construidos en la Zona Metropolitana de la #CDMX durante  2005-2015.  Espacio y tiempo eran los únicos requisitos para participar en una exposición que a los ojos del arquitecto Bernardo Gómez Pimienta (quien además realizó la curaduría de la edición parisina) es tan abierta como indicativa, pues ‘no tiene una temática o una limitación de un uso o tipo de edificios’. La lista de proyectos expuestos incluyó proyectos de gran escala como la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México de Serrano Arquitectos y Asociados con 240,000m2 construidos así como proyectos de menor tamaño como el Mini-Estudio firmado por FRENTE Arquitectura  de apenas 27m2 de construcción.

La casa que Juan O’Gorman diseñó para Cecil Crawford (su padre) en 1929 parece no cumplir con los requisitos de la exposición, pero después de un periodo largo de recuperación –entre la compra y la restauración de la vivienda- la primera construcción moderna del continente americano fue restaurada recientemente bajo la batuta del Arq. Víctor Jiménez. La casa, que aún conserva pedazos de murales pintados por O’Gorman, serviría al arquitecto para convencer a Diego Rivera y a Frida Kahlo de construir sus casas-estudios conectadas sobre la avenida Altavista. La ahora llamada Casa O’Gorman abrió al público en 2013 después que se retiraran todas las añadiduras y se volviera a construir la escalera original (al aire libre y sin barandal).

Pero ‘la calidad de nuestra arquitectura y lo contemporáneo de la misma fue lo que más sorprendió a los franceses’, señala Bernardo. La muestra presentada en pleno barrio de Les Marais en el centro de Paris es la misma que se presentará en el tercer piso del Palacio de Bellas Artes durante esta semana empatando con las celebraciones por el día del arquitecto (1 de octubre). Si bien para los naturales de Paris, Mexico es la Ville de Mexico y Mexique es el país, conviene romper una lanza por los arquitectos de tout Mexique. Pues el D.F. no es todo México y sería bueno saber si las vicisitudes de la selección se limitan al error en el nombre de la exposición: México Arquitectura Contemporánea.

Sígueme en twitter: @ebuenavida

Escrito/Pintado: una entrevista con Vicente Rojo

(Entrevista publicada en La Hoja de Arena  y en Artes y Vida del Diario Provincia el 20 de julio del 2015)

Vicente Rojo (Barcelona, 1932) es un creador incansable. Lo mismo ha editado libros que firmado lienzos. Los años no parecen cobrarle factura al diseñador gráfico, editor, pintor y escultor, quien con 83 años cumplidos no ha puesto fin a su prolífica y multifacética carrera. Para muestra, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) dedica una retrospectiva a sus más de 70 años de trabajo ininterrumpido. Escrito/Pintado se presenta hasta finales de septiembre en el recinto universitario. Una exposición que no solo indaga en el trabajo de toda una vida, incluye también la última serie de pintura y escultura que Rojo ha desarrollado durante sus últimos 3 años de trabajo: Casa de Letras.

Vicente Rojo en su taller de Coyoacán, en México DF.

Vicente Rojo en su taller de Coyoacán, en México DF.

Nuestro primer encuentro fue en la inauguración de su última exposición en el MUAC. Aquel sábado de finales de mayo, el patio principal del edificio de Teodoro González de León en la Ciudad Universitaria de la UNAM lucía abarrotado. Ahí estaban, entre otros: Cristina Pacheco, Marek Keller, Javier Garciadiego, José Sarukhán, María Baranda y Ramón López Quiroga. Colegas, amigos, y un sinfín de admiradores nos congregábamos para el homenaje al gran diseñador del México moderno. Un merecido reconocimiento de su patria por adopción en el que su país de nacimiento se sumó a los vítores y aplausos en persona del Embajador de España en México. 

Y es que la trayectoria y extenso legado del artista para las letras y las artes no es poco. Vicente encontró en México la inspiración y las fuerzas para destacar después de salir de la España de la Posguerra sin haber cumplido la mayoría de edad. Ésta es su casa, aquí están sus amigos y en esta tierra se ha consagrado. Vicente Rojo me recibe en su estudio de Coyoacán después de varios timbrazos en la puerta, una carta y muchos correos electrónicos. Detrás de esa insuperable pared de ladrillos sobre el jardín Aurora se encuentra el taller donde hasta hoy trabaja día sí y día también.

Parece que usted no descansa…

Sí. Trabajo todos los días desde mis 13 años. Originalmente como 12 o 13 horas diarias. Luego de repente ya, tuve que bajar el ritmo por un problema en el corazón hace 20 años. Ahora tengo muy buenas horas por la mañana y en la tarde vengo aquí a ver que hice en la mañana. Al día siguiente vuelvo, incluso sábados y domingos.

El MUAC le dedica una exposición importante en la que se muestra su trabajo en retrospectiva e incluye Casa de Letras, su último trabajo. ¿Quién tuvo la iniciativa?

Cuauhtémoc Medina me buscó. Entre él y Amanda de la Garza hicieron la curaduría. Muy cuidadosa y muy bien hecha. Había que reunir muchas cosas y lo hicieron muy bien.  Yo tenía ese trabajo en proceso. Cuando lo vio aquí Cuauhtémoc quiso centrar la exhibición en mi  relación con la escritura; incluyendo diseño, edición, libros hechos con escritores y con poetas y ese fue el resultado de la exposición.

El espacio dedicado a su trabajo más reciente es casi equivalente a lo que ocupa el trabajo de toda una vida.

Casa de letras es un trabajo hecho, desde luego que a partir de toda la vida, pero prácticamente los últimos tres años. Las 20 esculturas y 36 pinturas están hechas recientemente. Toda en la vida lo he tenido relacionado con las letras: como diseñador, como editor, como pintor, como grabador. Digo, no es ninguna novedad. Creo que todos estamos envueltos en las letras.

¿Es un cambio de formato? Lo digo por las dimensiones de las pinturas…

Me gusta mucho la idea de que una letra que nosotros la conocemos pequeñita cuando leemos, aparte de lo que podamos ver en una tienda o en un edificio, verla crecida. Son letras inventadas obviamente. Creo que el cambio de escala le va muy bien a una forma que leída es tan pequeña.

Vicente Rojo solía pintar desde los 13 años en su natal Barcelona. A los 17 llegó a esta tierra que considera propia y empezó con pintura y tipografía para después adentrarse en el mundo editorial. En los años cincuenta formó parte de un colectivo de pintores que pretendían renovar el espíritu cultural del México post-revolucionario. Junto a José Luis Cuevas, Alberto Gironella, Juan Soriano y un largo etcétera de artistas renombrados pertenecieron a la llamada ‘Generación de la Ruptura’. Buscaban dejar atrás el nacionalismo para buscar valores más modernos en la pintura.

¿Cómo se inició en el arte?

Yo desde los 4 años quería aprender a pintar. No sé por qué, pues en mi casa no había nada que me incentivara a ello. Yo tenía esa extraña vocación. Hice algunos estudios malos hasta que llegue a México en 1949 y aquí empecé a aprender a pintar. Pase unos meses en La Esmeralda que no me convencieron mucho, luego tome unas clases particulares con Arturo Souto, al mismo tiempo que aprendí la tipografía con Miguel Prieto. Ese fue mi comienzo.

Usted llegó a México y vio a los muralistas. ¿Era lo que se enseñaba en La Esmeralda?

No, yo los vi más bien en vivo, directamente. Sobre todo aquí en la Ciudad de México. Yo no vi hasta el ‘58 los murales de Orozco El hombre de fuego en Guadalajara que me impresionaba muchísimo. Yo veía que yo tenía muy poca preparación para tratar  de aprender a pintar. Pero aquí me fui orientando y fui conociendo. Conocí la impresionante cultura prehispánica, el barroco y el arte popular. Todo eso me iba haciendo que yo entendiera algo de lo que son las artes visuales.

Este vínculo que tiene con los elementos geométricos, ¿tiene que ver con la arquitectura?

Tiene que ver mucho. Yo tengo una atracción especial por la arquitectura. La visión que da concreta de nuestra manera de vivir. Nosotros vivimos dentro de arquitecturas permanentemente. Y eso tiene que ver con mi interés por la geometría. Entonces cuando me han pedido que colabore con arquitectos lo he hecho encantado.

Primero fue Señales después Negaciones, luego Recuerdos… Pero usted es muy conocido por su México bajo la lluvia

Si, fueron 10 años de trabajo muy concreto.  Muy especial. Y con un tema al que yo le tenía y le tengo mucho cariño.

Primero fue la lluvia de Tonazintla y después París ¿Cómo decidió materializar la experiencia? 

A partir de esa lluvia que vi en el Valle de Cholula. Siempre me quedo la idea de que era un espectáculo hermosísimo pero que no se podía pintar. Precisamente en el año ‘64 estuve en París y vi un cuadro de Max Ernst que se llama Europa después de la lluvia donde ni se veía Europa, ni se veía la lluvia, pero el titulo me pareció que era atractivo y que tenía cierto interés. Entonces empecé a hacer pequeñas notas que se llamaban ‘México bajo la lluvia’  o ‘Lluvia sobre México’. Pequeñas notitas. Yo veía que no, que seguía siendo un tema imposible. Luego ya 25 años después, estando en una estancia en París (por invitación del Museo de Arte Moderno para residir un año en la ciudad) pensé que podía hacer algo con esas notitas sabiendo que era una misión imposible. A mí siempre me han gustado las misiones imposibles. Si son posibles no tienen ningún interés. Además lo que para mí fue una novedad fue que a mediados de la serie comencé a hacer esculturas con el mismo tema.

¿Hubo algún cambio de percepción durante todo el tiempo que pintó?

Yo fui desarrollando los 10 años con la intención de fracaso absoluto aunque la conserve todo el tiempo muy consiente. Igual que me había pasado con las otras series, hay un momento en que hay una serie de elementos que las están perturbando que me dan idea de que la serie se acabó y está naciendo otra cosa. Y así fue.

¿Cómo sería hoy ese México bajo la lluvia?

Bueno. Es que este sistema que tengo yo es muy normal. A base de series. Pero yo no podría volver a ninguna de las series que ya hice. Cuando yo considero acabe la serie, la acabe. Si alguien me dijera ‘necesitamos un México bajo la lluvia’ no podría hacerlo. Simplemente se acabó. Una negación: se acabó.

Pero no la considera un fracaso…

No es un fracaso desde mi punto de vista artístico pero si en cuanto a resolver el tema. Yo sabía que era un tema que no se podía pintar, pero hice el intento hasta el final. Hay que perseverar. Yo me comprometo a hacer mi trabajo sabiendo que puede fracasar pero tengo que hacerlo.

¿Es por eso que no se consideró para Escrito/Pintado?

Lo del MUAC es muy curioso porque está centrado en la relación que tuve con pintura y escritura. Y de la serie de México bajo la lluvia hay algunos elementos ahí pequeños con relación a algunos libros que hice con escritores. Es que no encajaba con el esquema que se había propuesto.

Vicente Rojo es un hombre de pocas palabras. Serio. Reservado. Un creador dedicado a su trabajo. Las colaboraciones que ha tenido con arquitectos, ensayistas, poetas, narradores y escritores han sido extraordinarias. Rojo ha editado más de 30 libros de artista a los que modestamente prefiere llamar ‘Libros de edición limitada’ de autores, nada menos, como Gabriel García Márquez, Octavio Paz, José Emilio Pacheco, Miguel León-Portilla, Baárbara Jacobs, Augusto Monterroso, entre otros.

¿Qué es lo que más recuerda de cuando trabajó con Octavio Paz?

Que fue un trabajo hecho por correspondencia. Fue muy curioso. Él era embajador en la India cuando me propuso hacer lo que luego se convertiría en Discos Visuales. Me mandó ideas muy concretas, muy precisas en cuanto a estructura del trabajo. Yo, sin embargo, tenía libertad para hacer mi interpretación plástica. Ese fue un trabajo que hice con él y a continuación el libro de Marcel Duchamp que está en la exposición. Una edición en la que yo le iba proponiendo elementos a partir de un texto no muy extenso del propio Octavio sobre Duchamp.

¿Eran amigos?

Nos conocíamos de antes, pero me sorprendió mucho recibir la invitación desde Nueva Delhi porque si nos conocíamos pero no éramos amigos. Me mandó una carta diciendo que admiraba mi trabajo y que pensaba que era la persona que podía resolverle sus propuestas. Después fuimos amigos durante muchísimos años.

¿Cómo fue la colaboración con Ricardo Legorreta para el edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)?

Yo había hecho con él el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes. Me había pedido recubrirla con azulejos de artesanía de muy buena calidad. Pensó que algún juego parecido podía estar en el fondo del espejo de agua. Yo le dije que esos azulejos se verían desde los edificios pero si alguien pasaba por ahí no vería nada debajo de 40 cm de agua. Entonces le propuse hacer unos elementos que tuvieran una presencia más visual. Le propuse simplemente hacer ese grupo de lo que yo llamo volcanes que son, efectivamente, unas pirámides. Y bueno, él estuvo de acuerdo.

En “País de los volcanes” se observa también su México bajo la lluvia en el orden, la diagonal y la repetición de elementos…

Yo he trabajado siempre con la diagonal, el círculo, el cuadrado: formas básicas; o con la pirámide, el cubo, la esfera. Eso para mí han sido los puntos de partida siempre para mi trabajo.

Y aquí, el taller se lo hizo Felipe Leal.

Sí. Cuando era joven y tratable.

Cuénteme de esa fachada que es discreta pero imponente, muy vistosa…

A mí me gusta mucho el ladrillo. Le dije simplemente que quería una pared de tabique aparente y él encontró esa forma tan hermosa de triangular que tenía que ver también, obviamente, con mi trabajo.

Fachada del Taller de Vicente Rojo en el Jardín Aurora. Foto: Emilio Alvarez

Fachada del Taller de Vicente Rojo en el Jardín Aurora. Foto: Emilio Alvarez

Perspectiva del taller de Vicente Rojo. Foto: Emilio Alvarez

Perspectiva del taller de Vicente Rojo. Foto: Emilio Alvarez

La tónica de nuestra charla da un giro cuando menciono el exilio español en México. Es la propia voz de un exiliado la que se corta un poco. Más que la propia Guerra, lo que marcó a Rojo fue la posguerra. ‘Nací cuando llegué a México’ me espeta cuando le digo que es importante que se preserve la memoria de la historia de España. ‘Viví una época muy difícil pero no creo que yo deba de contar mi vida, hay gente que lo paso mucho peor’.  

Lleva usted el mismo nombre del General Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor del Ejército republicano durante la Guerra Civil Española… ¿Cómo era la relación con su tío?

Mi padre, su hermano,  se exilió en México y él se exilió en Argentina. Luego trato de reunir a toda su familia (7 hijos) cuando fueron invitados a dirigir la Escuela Militar de Bolivia. Allí se formaron. Luego mi tío enfermó y pensó que podía regresar a España sin problemas en el año 57. Y regresó. Yo lo vi después en un viaje que hice en el año 60.

Pero Franco todavía estaba vivo ¿Cómo logró entrar?

Mi tío era militar de mucho prestigio. Era de la generación incluso de Franco. El prestigio no solamente lo tenía como un gran defensor de la República sino como un gran militar. Tenía el respeto de los militares franquistas hasta donde un militar franquista podía tener respeto. Pero bueno, lo tenía. Hizo una especie de petición y le permitieron volver. No se portaron muy bien con él pero bueno, él ya estaba enfermo  y no pretendía hacer ninguna actividad en España.

Y murió en su patria

Si, murió en Madrid. Yo hice un viaje en el año 60 y lo vi en Madrid. Es que me cayó muy bien. Mi padre y el eran hijos huérfanos de un militar entonces tenían derecho a estudiar en la Escuela Militar de Toledo. Mi padre estudió para Ingeniero y mi tío, el General, para militar. Me sorprendió mucho porque aunque conocí a mi padre poco (a los 17 años) era una persona digamos dura, de carácter difícil. Pero cuando conocí a mi tío era una persona dulce, cariñosa, que no tenía nada que ver con mi padre. Me dejó muy asombrado.

Usted entonces porque vino después a México.

Nosotros salimos exiliados (mi padre, mi madre y tres hermanos) a Francia una semana antes de que los franquistas entraran en Barcelona. (larga pausa) Pero era evidente que mi padre no podía volver. Él era comunista. Tenía su propia visión política. Mi madre, que era hija única, tenía que volver a ocuparse de sus padres. Nosotros volvimos a Barcelona y mi padre a México. Cuando acabó la Guerra Mundial, a través de la embajada de México en Lisboa, mi padre pidió que sus dos hijos mayores lo acompañaran a México. Fueron 2 años de trámites en Barcelona. Vinieron en 1947. Cuando llegaron ellos mi padre reclamó a mi Madre y a mí y fueron otros dos años de trámites muy complicados. Ponían todos los impedimentos posibles para que uno no pudiera salir. El caso es que ya nos juntamos aquí, mis padres (que hacía 10 años que no se veían), dos hermanos y yo. Mi hermana mayor se casó en Barcelona y allí se quedó.

Más que la guerra, usted vivió la posguerra…

Que fue aterradora, de una crueldad… Una guerra hasta donde se puede entender se entiende, pero ese ensañamiento que tuvo Franco con los vencidos yo creo que es históricamente algo que no tiene parangón con ninguna otra época de la historia de ningún otro país.

¿Cómo se incorporó usted cuando llegó a México?

Lo que pasa es que yo no llegué como llegaron los exiliados en 1939. Yo llegue en 1949 y mi padre ya estaba exiliado aquí. No tuve ese problema de cómo me iban a recibir. Yo sabía que venía a estar muy bien acompañado y así ha sido hasta la fecha: extraordinariamente acompañado. Si no, no hubiera podido trabajar con esos 30 escritores y otros muchísimos más.

Aunque no todo el mundo está dispuesto a contar su historia la de Rojo es una de éxito que merece la pena escuchar. Sentados en la mesa de su taller le digo que la entrevista ha llegado a su fin. ‘Si es por mi yo no digo nada, No tengo esa facilidad o ese interés.’ me dice el Maestro. ‘Yo muestro mis pinturas.  Si alguien se acerca a ellas pues me parece muy bien y si no se acercan también me parece muy bien. Hay muchas pinturas y mucho arte a nuestro alrededor,  que cada quien escoja lo que le atrae.’ Vicente no piensa poner fin a su carrera de artista. Su trabajo lo mantiene vivo y seguirá con las letras y los alfabetos que son su pasión. Al apagar la grabadora tuvimos una conversación más distendida mientras recorrimos el taller en el que trabaja. Un amplio e iluminado espacio de doble altura donde remata un jardín. Me corrige: ‘No es un jardín porque se da solo’. Probablemente sea su mágica lluvia la que riega los enormes árboles que ahí crecen. La lluvia del México que sigue viendo Vicente Rojo.

Sígueme en twitter: @ebuenavida

Vicente Rojo y los árboles de su taller. Foto: Emilio Alvarez

Vicente Rojo y los árboles de su taller. Foto: Emilio Alvarez